Detienen a seis sicarios que incendiaron antro en Cancún

viernes, 3 de septiembre de 2010

CANCÚN, Q. Roo, 3 de septiembre (apro).- El procurador general de Justicia de esta entidad (PGJ), Francisco Alor Quezada, informó este viernes de la detención de seis presuntos sicarios, a quienes responsabilizó del incendio del table dance “Castillo del Mar”, donde la madrugada del pasado martes 31 de agosto perdieron la vida ocho empleados del lugar, dos varones y seis mujeres, dos de las cuales estaban embarazadas.
Los detenidos son: Alan Cortés Canto, de 21 años, quien presenta quemaduras de segundo y tercer grados en una pierna y hombros; Miguel Hidalgo Polanco, Aldry, de 21; Jonathan David Sosa Calderón, El Fresco, de 18; Javier Méndez López, El Javi, de 20; Eleazar García Rodríguez, El Duende, de 20, y Julio César Montero Zamudio.
Alor Quezada añadió que todos ellos dieron positivo al consumo de mariguana y cocaína en los exámenes toxicológicos a los que fueron sometidos.
Comentó que los detenidos, integrantes de una pandilla que asola la región 229, donde se ubica el bar siniestrado, fueron los autores materiales del incendio que mantiene hospitalizadas a otras dos personas, y adelantó que serán consignados por los delitos de ultrajes, daños, homicidio y lesiones dolosas, más lo que resulte.
El funcionario estatal sostuvo que los detenidos confesaron su participación en el incendio y que para ello fueron contratados por un sujeto al que identificaron como Carlos Barragán Figueroa, El Paleta, y otros dos hombres, quienes ya son buscados por la autoridad.
“Ya detuvimos a los autores materiales, ahora vamos contra los intelectuales”, dijo el procurador, y destacó que El Paleta es un delincuente considerado de muy alta peligrosidad, quien hasta el momento tiene acumuladas tres averiguaciones previas, dos de ellas por una ejecución perpetrada en Playa del Carmen, y una más por un intento de homicidio que cometió en Cancún.
Así mismo, confirmó que el bar fue incendiado debido a que el propietario se resistió a un intento de extorsión, en el que se le exigía una cuota de 40 mil pesos mensuales a cambio de “protección”.

Comentarios