Pactan acuerdo contra plagio de migrantes en el Sureste

viernes, 3 de septiembre de 2010

TUXTLA  GUTIÉRREZ, Chis., 3 de septiembre (apro).- Con la ausencia del gobernador anfitrión, Juan Sabines, el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, firmó hoy un convenio para combatir el secuestro de migrantes en la frontera sur con los mandatarios estatales de Tabasco y Campeche, Andrés Granier y Fernando Ortega Bernés, respectivamente.
Bajo un pertinaz aguacero que provocó inundaciones y encharcamientos en varios puntos de la ciudad fronteriza de Tapachula, Blake Mora llegó hoy a la entidad en compañía de Cecilia Romero, comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM), cuya presencia pasó casi desapercibida.
A pesar de tratarse de un tema de su competencia, la funcionaria panista no tuvo ninguna participación en el evento y, por si fuera poco, salió de forma discreta al término del acto.
De los tres gobernadores convocados, Sabines Guerrero fue el único que no estuvo en el acto, pero envió en su representación al titular de la Procuraduría General de Justicia de la entidad, Raciel López Salazar.
Luego de la firma del convenio Estrategia integral para la prevención y combate al secuestro de migrantes, Blake Mora dijo que el objetivo es emprender acciones coordinadas entre las tres instancias de gobierno, organismos de derechos humanos y sociedad civil para la vigilancia, defensa y aplicación de la ley en contra de integrantes de las bandas de traficantes de personas.
El responsable de la política interior del país dijo que el fenómeno es transfronterizo y por ello se tendrá que trabajar con los gobiernos de los países vecinos, aunque a escala nacional se cuenta ya con una estrategia integral, en cuyo diagnóstico han participado la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), autoridades estatales, locales y ONG.
Blake Mora aclaró que el fenómeno migratorio no es nuevo y menos en la frontera sur, siendo los estados de Chiapas, Campeche y Tabasco por donde inician las rutas hacia el norte, las cuales desde ahora serán vigiladas en forma prioritaria con la participación de todas las autoridades federales, Ejército y Armada.
Y luego detalló esas rutas: Honduras, Guatemala, Chiapas, Veracruz y Tamaulipas; Guatemala, Tabasco y Tamaulipas; Chiapas, Veracruz y Reynosa, Tamaulipas, por tanto “son puntos donde se dan acciones criminales en contra de los migrantes y a los que se pondrá atención puntual”.
Lo mismo se hará en las rutas de los ferrocarriles que parten de las franjas fronterizas, ya que la finalidad es proteger la integridad de todos los indocumentados, indicó.
En el acto, los gobiernos de Campeche, Tabasco y Chiapas se comprometieron a luchar junto con la Federación en el combate a los delitos que se cometen en contra de los migrantes, pero al mismo tiempo demandaron que se destinen mayores recursos para fortalecer las acciones de seguridad en la frontera sur.
En su turno, el gobernador de Campeche dejó establecida la buena voluntad estatal y federal para que se brinden plenas garantías a las víctimas del delito que provengan del extranjero, principalmente de naciones como Guatemala, Nicaragua, El Salvador.
Por su parte, el gobernador de Tabasco sostuvo que la línea fronteriza de 120 kilómetros de esa entidad con Guatemala es “altamente porosa” y la falta de vigilancia hace que los migrantes sean víctimas de organizaciones delictivas, de secuestros y trata.
El mandatario tabasqueño expuso que, en su calidad de presidente de la Comisión para el Desarrollo Integral de la Frontera Sur, de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), ha solicitado que a esta región se le dé prioridad en el combate a la delincuencia, y “la firma de estos convenios se aboca a esos propósitos”.
Granier Melo dijo que es necesario fortalecer con recursos federales los centros de atención a víctimas ubicados en la franja fronteriza sur, así como profesionalizar aún más a los integrantes de los cuerpos policiacos y del propio INM.

Comentarios