Sepultan a las 16 personas que murieron en alud en Chiapas

jueves, 30 de septiembre de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 30 de septiembre (apro).- Con una misa de cuerpo presente oficiada por el párroco del pueblo de Amatán, las 16 personas que murieron al ser sepultadas por un alud en la comunidad Reforma y Planada, fueron enterrados hoy en este pequeño poblado.
En la capital del estado, el secretario de Gobierno, Noé Castañón León, afirmó que ya habían terminado las labores de rescate de los cuerpos tras el deslizamiento del cerro en la comunidad de Amatán, así como también en el caso del otro cerro, en el ejido Nueva Colombia, municipio de Ángel Albino Corzo, donde 118 personas fueron evacuadas hoy ante el riesgo de otro deslave.
El martes pasado, parte del cerro ubicado en Reforma y Planada, se derrumbó. Fue una masa de piedra, lodo y palos que enterró más de 30 casas.
Román Gómez Hernández, el dueño del predio donde se encontraba el cerro, es una de las 16 personas que murieron aplastadas en el interior de sus viviendas.
La mayoría de las casas aplastadas por la avalancha de lodo era de madera y techos de lámina.
Hasta este pequeño poblado enclavado en las montañas del norte de Chiapas, casi colindante con el vecino estado de Tabasco, llegaron hoy miembros del Estado Mayor Presidencial (EMP) para preparar el escenario donde mañana llegará el presidente Felipe Calderón.
Se espera que Calderón viste también visite el poblado de Yajalón, donde el río Chulá devastó una tercera parte de sus caseríos.
En tanto, nueve personas adultas permanecen desde ayer en el Hospital Vida Mejor y otras tres niñas en el Hospital de Especialidades Pediátricas. Todos ellos sufrieron lesiones tras el deslave del cerro.
En el Hospital Vida Mejor están internados: María Sánchez Castellanos, de 18 años; María de la Cruz Méndez, de 37; Margarito Mazariegos Ruiz, de 25; Dolores de la Cruz Méndez, de 48; Idaly Méndez Cruz, de 17; Rosalinda Ruiz Hernández, de 23; Francisco Morales Pérez, de 27; Florinda Jiménez Domínguez, de 21, y Eva Morales Morales, de 19 años.
Lilia Cruz López, de 12 años; Blanca Luz Cruz López, de 15, y Mónica Morales Jerónimo, de uno año, están en el Hospital de Especialidades Pediátricas.
Además de la tragedia en Amatán, se registró otro deslizamiento en el ejido Nueva Colombia, donde tres personas murieron, aunque las autoridades insisten que sólo se trata de una víctima, un menor de edad.
En tanto, por medio de un puente aéreo fueron evacuadas 118 personas de esa comunidad enclavada en las montañas de la sierra Madre de Chiapas.
El ejido Nueva Colombia se ubica en el municipio de Ángel Albino Corzo, también llamado Jaltenango. La evacuación se hizo por medio de helicópteros del gobierno del estado, que realizaron un puente aéreo entre la comunidad y la cabecera municipal, donde esas personas fueron llevadas a un albergue.
Se trata de una región cafetalera, donde familias chiapanecas conviven con migrantes jornaleros guatemaltecos que pasan la frontera de México para emplearse en las fincas cafetaleras de la zona.
El número de muertos en Chiapas podría ascender a 25 tras el paso de la tormenta tropical Matthew. De ellos, 16 muertos son de Amatán; dos más de Yajalón; tres de Cintalapa; tres de Jaltenango, y dos de Chilón. Además, falleció debido a las inundaciones una persona de nacionalidad española en San Cristóbal de Las Casas, además de un indigente que cayó en el río Sabinal y uno joven más, que se ahogó en el río de la ribera Cerro Hueco, éstos dos últimos en la capital del estado.