Obra pública, foco de corrupción del gobierno: SSP

lunes, 6 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 6 de septiembre (apro).- El titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Salvador Vega, admitió hoy que la corrupción está presente en casi todas las áreas de gobierno, aunque aclaró que ese problema se presenta más en la obra pública, donde la misma normatividad, dijo, propicia la corrupción y frena el desarrollo.

"En la obra pública la corrupción es especialmente grave, porque en muchos casos puede provocar incluso muertos, es decir carreteras mal construidas, edificios mal construidos pueden provocar tragedias", puntualizó.

Por ello, agregó, es de celebrarse que el gobierno de Felipe Calderón haya eliminado hasta 12 mil normas para incrementar la certidumbre, homologar los procesos, formatos y requisitos en todo el gobierno federal, lo que redundará en más desarrollo.

Durante el último año, insistió, se “destrabaron” mil 355 obras públicas que estaban detenidas por problemas de normatividad y se modificó en 60% la Ley de Obras Públicas.
         En entrevista, luego de inaugurar el Segundo Foro Internacional de Control de Obra Pública, el funcionario federal afirmó que para frenar la corrupción, la SFP vigila que las obras se terminen en costos, en tiempo y con la calidad programada.

Vega Casillas, quien a nombre de Calderón inauguró el evento de dos días, ofreció algunas cifras de lo logrado en obras públicas, y precisó que durante el último año han sido inauguradas 10 obras hospitalarias por semana, se han colocado un millón 600 mil pisos firmes y han invertido 130 mil millones de pesos en carreteras.

Por separado, del presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, José Eduardo Correa, agradeció la colaboración con el gobierno para la simplificación de los trámites y la revisión de las normas que regulan las obras públicas, y llamó al Congreso de la Unión a que sólo apruebe presupuesto público para las obras que cuenten con proyectos ejecutivos terminados.

Correa explicó que las partidas presupuestarias deben estar sustentadas en obras con proyectos ejecutivos terminados y viables, para que la infraestructura se convierta en un instrumento para el desarrollo.

“Por eso invitamos a los diputados para que una vez aprobado el presupuesto 2011, le demos seguimiento al avance y ejercicio de los recursos públicos que fueron aprobados”, dijo.

Asimismo, mencionó entre los proyectos futuros el de la llamada Refinería del Bicentenario, luego de lo cual añadió:

"Queremos colaborar para llevar a buen puerto la infraestructura de México, donde se tiene contemplado construir obras estratégicas como la Refinería del Bicentenario, el Puente Baluarte y distintas obras de infraestructura que necesitamos llevar a cabo para satisfacer la demanda de la sociedad".

Comentarios