Ofrece Calderón "investigar a fondo" agresión de soldados en Nuevo León

lunes, 6 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 6 de septiembre (apro).- Alejandro Poiré, vocero del gobierno federal en la guerra contra la delincuencia organizada, aseguró hoy que los soldados ubicados presuntamente en un retén del municipio de Escobedo, Nuevo León, dispararon ayer contra dos familias, luego de que éstas se negaran a detenerse a pesar de que les marcaron el alto. 
En conferencia de prensa ofrecida en la residencia oficial de Los Pinos, Poiré comentó que el gobierno “investigará a fondo” estos hechos, por lo que la Procuraduría General de la República (PGR) inició una averiguación previa AP/NL/ESC/V/1958/D/2010.
A nombre del presidente Felipe Calderón, el funcionario ofreció sus condolencias a la familia afectada y adelantó que el gabinete de seguridad revisará los protocolos de información en las zonas de mayor conflicto como Nuevo León.
Anoche soldados dispararon contra dos familias que viajaban en un vehículo en el municipio de Escobedo. De acuerdo con información difundida por las autoridades locales, el saldo fue de dos personas muertas, una de ellas un joven de 15 años de edad.
Poiré dijo que los retenes o bases mixtas de control han servido para dificultar el tráfico de drogas y de armamento, así como para aminorar los índices de secuestros o robos.
Añadió que, principalmente, en Nuevo León y Tamaulipas, los retenes han servido para detener la ola de violencia generada por la delincuencia organizada.

Mr
--fin de nota--

Comentarios