Seis muertes vinculadas al crimen organizado

lunes, 6 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 6 de septiembre (apro).- Dos agentes de la Policía Municipal de Culiacán, Sinaloa, fueron ejecutados con rifles de alto poder cuando circulaban en una patrulla en la comunidad El Tamarindo.
Las víctimas fueron identificadas como Fidel Bernal León y Rodolfo Abundis Gámez. Sus cuerpos quedaron en el interior de una patrulla de la corporación. En el lugar, las autoridades encontraron decenas de casquillos calibres 7.62 para fusil AK-47 y AR-15.
Según testigos presenciales, un grupo de sicarios alcanzó a la patrulla y disparó contra los agentes. Después de que el vehículo de los uniformados se detuvo, dos de los agresores se acercaron a los policías y les dispararon.
Por otra parte, en Ciudad del Carmen, Campeche, la Procuraduría General de Justicia del Estado levantó esta madrugada el cadáver de una persona ejecutada abandonado en un populoso sector de esta isla junto con un mensaje de advertencia presuntamente firmado por Los Zetas.
La víctima fue identificada como Carlos Román Rejón Pérez, de 34 años. Tenía su domicilio en la calle Cocos, Manzana 24, Lote 8 de la colonia 23 de Julio de Ciudad del Carmen. Tenia una docena de averiguaciones en su contra: dos por posesión de mariguana, dos por robo, tres por robo con violencia y lesiones a título doloso, una más por lesiones a título doloso; otra por delitos contra la salud y otra por allanamiento de morada.
Junto al cuerpo, clavado en la arena con un desarmador, se encontró escrito en una cartulina de color verde neón este mensaje: “esto le pasara a todos los dedos, chapulines y extorsionadores, atte. Z”.
Al respecto, el procurador de justicia de esa entidad, Renato Sales Heredia informó que el cuerpo fue encontrado en la playa sobre la calle Paseo del Mar, por Amado Nervo, de la colonia Boquerón.
Comentó que la víctima, que vestía playera sport roja, pantalón de mezclilla y sandalias cafés, estaba vendada de la cabeza, tenía las manos atadas y presentaba un orificio de bala en la nuca con salida en la mejilla derecha.
En Durango, dos personas murieron al volcar el vehículo en que viajaban después de un enfrentamiento con elementos del Ejército en el municipio de Tepehuanes.
El vocero de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Rubén López Gallegos, precisó que los occisos abrieron fuego contra los elementos castrenses después de que éstos les marcaron alto en un retén ubicado a la altura del poblado Cebollín.
Los militares fueron obligados a responder; sin embargo, en su huida, los presuntos delincuentes se fueron a un barranco de 10 metros de profundidad y murieron.
Los delincuentes viajaban en una camioneta Lobo, color gris y modelo reciente. En el lugar se aseguraron dos armas largas calibre 2.23 y 7.62, además de chalecos tácticos que traían en el vehículo.
En la ciudad de México, el cuerpo sin vida de un hombre fue encontrado esta tarde en una habitación del hotel Boston, en la colonia Morelos, donde en meses anteriores se realizaron operativos para detener a personas acusadas de trata y narcomenudeo.
 Las autoridades capitalinas informaron que el cadáver fue localizado, aparentemente sin signos de violencia, en uno de los cuartos de ese hotel, ubicado en Libertad 113, casi esquina con Eje 1 Norte.