El Chapo Guzmán, en la mira del gobierno: Calderón

martes, 7 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 7 de septiembre (apro).- Al continuar con un carrusel de entrevistas en la radio y la televisión con motivo de su IV Informe de Gobierno, el presidente Felipe Calderón aseguró hoy que  el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, está en la mira  de su gobierno.

         El Chapo Guzmán se fugó del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, durante el sexenio de Vicente Fox y, actualmente, es uno de los capos más poderosos del mundo.

           En entrevista televisiva con Yuriria Sierra, Calderón enfatizó que todos los jefes del narcotráfico son perseguidos por su gobierno.

           --En el último año de gobierno de Felipe Calderón… ¿regresará (El Chapo) a un penal de máxima seguridad? --preguntó la conductora del noticiero de canal 28.

           --Esperemos, esperemos. Pero, por supuesto, él, El Chapo, y todos los líderes de los cárteles, están en la mira del gobierno, y no sólo por sus nombres o sus apodos, sino por el enorme daño que le están haciendo al país --respondió Calderón.

           Durante las últimas tres semanas, Calderón ha insistido –tanto en entrevistas como en discursos-- que los  niveles de violencia en el corto plazo se incrementarán debido a ajustes en los carteles por las detenciones de sus jefes, como sucedió recientemente con Edgar Valdés Villarreal, La Barbie.

           “Probablemente, todavía veamos un periodo intenso y muy lamentable de violencia, pero después va a declinar", dijo Calderón.

           --¿Qué tan pronto?  -le cuestionó la periodista.

           --Yo, de fechas, lo que dije en los Diálogos (por la seguridad), es lo siguiente: es decir, depende de un factor crítico, el día que tengamos policías estatales capaces de confrontar, como hasta ahora sólo hacen las Fuerzas Armadas, a los criminales; es decir, si te aparecen seis o siete camionetas en la carretera con gente armada, necesitas un grupo de reacción que sea capaz de enfrentar y derrotar esas seis o siete camionetas. Entonces, esto nos puede tomar un año, dos años o cinco años. Depende de lo que hagan o lo que hagamos los gobernantes --respondió.