Un muerto y 10 heridos, saldo de explosión en refinería de Cadereyta

martes, 7 de septiembre de 2010

MONTERREY, N.L., 7 de septiembre (apro).- Un muerto y 10 trabajadores heridos fue el saldo de la explosión de un compresor de hidrógeno  registrada esta mañana en la instalaciones de la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el municipio de Cadereyta.
    De acuerdo con un comunicado de Pemex, a las 9:20 de la mañana se registró una fuga en el compresor 3800 de recirculación de hidrógeno de la planta hidrosulfuradota de gasóleo de esa refinería, ubicada a 37 kilómetros de Monterrey.
           En el accidente falleció el ingeniero de Operación de Planta, Juan Salvador Sánchez Paz, de 32 años de edad, y resultaron gravemente heridos --“con quemaduras en gran parte del cuerpo”-- Rodolfo Montemayor Mota y Blas Jaime Segura Carballo, operadores especialistas de 49 y 40 años, respectivamente, quienes fueron trasladados al hospital regional de la empresa, ubicado a un costado de la carretera libre Monterrey-Reynosa.
           Con lesiones leves, fueron reportados Rodolfo Cardiel Rodríguez, Jorge Blanco Escobar, Pedro Flores Montalvo, Miguel Vázquez y Heriberto Mancilla Ramos, así como Hugo Alfredo Amaguer, Miguel Ángel Vega Flores y Yuriria Guerra. Estos tres últimos trabajadores pertenecen a la compañía CICSA
          Pemex informó que al filo del mediodía fue controlado el fuego en las instalaciones.
            “Para el control de este accidente, fue activado el Plan de Respuesta a Emergencias Interno. Personal de contra-incendio de Petróleos Mexicanos logró controlar y sofocar el incendio. Petróleos Mexicanos realiza el análisis causa-raíz de este incidente”, dijo.
           Además, la empresa expresó sus condolencias a los familiares del ingeniero Sánchez Paz.
           El accidente, que se registró en el área próxima a la Puerta 7 de la refinería, provocó una movilización de prácticamente todos los cuerpos policíacos y de Protección Civil del área metropolitana, que se concentraron en la refinería “Héctor R. Lara Sosa”, de Cadereyta Jiménez.
          Elementos del Ejército ingresaron a las instalaciones para efectuar revisiones y rondines.
           No fueron suspendidas las actividades en el interior de la planta.
           Tras la explosión y hasta el mediodía se arrojaron potentes chorros de agua sobre la estructura metálica donde se registró la explosión.  
            Vecinos del lugar reportaron que los cristales de sus viviendas se rompieron con el estruendo de la explosión.
            Inicialmente se dijo que hubo ocho muertos en el accidente, aunque al mediodía Pemex confirmó que era uno.
           La noche del 23 de junio de 2007 se registró un accidente de dimensiones mayores en la refinería de Cadereyta, cuando explotó un contenedor de 100 mil litros de gasolina primaria. No hubo heridos.
           En esa ocasión, el director de Protección Civil del estado, Jorge Camacho Rincón, afirmó que un rayo ocasionó el incendio.
          La refinería Héctor R. Lara Sosa, que ocupa un predio de 489.5 hectáreas, comenzó a funcionar en 1979. Surte de energéticos a los estados de Nuevo León, Coahuila y Chihuahua y, parcialmente, a los de San Luis Potosí, Durango y Tamaulipas.
         En esta planta se procesan gasolinas, diesel, turbosina, asfalto, gas licuado, coque y azufre.

Bajará la producción de crudo

Esta noche, Pemex informó sobre el grado de las lesiones de las víctimas de la explosión.
          Dijo que Montemayor Mota presenta quemaduras en el 80% del cuerpo, aunque su estado es reportado como estable. Por su parte, Segura Carballo tiene quemaduras de segundo y tercer grado en el 75% de su cuerpo y también es reportado estable
            Según Pemex, son lesiones que no exponen su vida resultaron Rodolfo Cardiel Rodríguez, supervisor de 45 años, con intoxicación por inhalación; Jorge Armando Blanco Escobar, 32 años, operador especialista, quien tiene probable fractura de pierna y hombro derecho.
            Pedro Flores Montalvo, de 34, operario especialista, resultó con traumatismo craneoencefálico leve. Miguel Angel Vazquez Chávez, 30 años, ayudante de maniobras contra-incendio, padeció intoxicación por inhalación.
          Heriberto Mancilla Ramos, de 57 años, operador especialista, tuvo ruptura de membrana timpánica izquierda.
           De la empresa CISA, Miguel Angel Vega  Flores, 27 años, fue trasladado estable a una clínica del Seguro Social.
          Hugo Alfredo Almaguer y Yuridia Guerra, también de esa empresa, fueron trasladados por vehículos de la compañía a clínicas privadas en estado clínico estable.
           Además, Pemex informó que las 32 plantas que integran la refinería trabajan con normalidad, aunque se espera que el proceso de crudo disminuya de 215 mil a 200 mil barriles diarios hasta que se normalice la situación.
        

 

Comentarios