Comunidad Lebarón convoca a víctimas de violencia a encuentro nacional en Chihuahua

miércoles, 8 de septiembre de 2010

MÉXICO, D.F., 8 de septiembre (apro).- La comunidad mormona ortodoxa LeBarón convocó a víctimas de la violencia a un encuentro nacional del 13 al 15 de septiembre próximos en la plaza mayor de la capital de Chihuahua.
Lawrence y Julián LeBarón, cuyos familiares fueron blanco del crimen organizado, comentaron que en el noroeste de Chihuahua “hay ciudadanos lastimados, miles de ellos inconformes porque nunca se atienden sus demandas, y se sienten burlados por los criminales y por la autoridad”.
Frente ello, añade, “hacemos un llamado a todas estas personas y al resto de nuestro estado y del país para que, el próximo lunes 13 se unan en una manifestación de protesta y solidaridad”. La marcha, dijo, partirá del Tecnológico de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, a las 10:00 horas.
De acuerdo con los representantes de la comunidad LeBarón, que habita en el municipio de Galeana, se trata de una “pacífica” y “respetuosa” movilización “en reclamo al derecho a la seguridad y a la justicia”.
El encuentro, añadieron, tiene el objetivo de “hacer un espacio donde las víctimas puedan ser escuchadas y puedan externar su dolor en un ambiente y espíritu de fraternidad consuelo y condolencia”.
El llamado es a ser testigos solidarios de lo que padecen hombres y mujeres libres, y que a través de organizaciones, individuos y pueblos se logre la unidad para “edificar conciencia”, anotaron.
Julián Le Barón recordó que sicarios asesinaron a Benjamín LeBarón y su cuñado Luis Widman el 7 de julio de 2009. Antes de ese hecho, Erick, el hijo menor de la familia Le Barón, fue secuestrado en mayo por otro comando que exigió un millón de dólares a cambio de su liberación.
Al día siguiente del plagio, los LeBarón, junto con habitantes de municipio aledaños como Ignacio Zaragoza y Casas Grandes, pidieron al señor Joel, padre de Erick, “que no tomara el secuestro como algo personal”, que se unieran y exigieran la liberación del joven.
El 4 de mayo, colonos de los tres municipios organizaron una caravana hacia la capital del estado, donde Benjamín LeBarón exigió a la procuradora Patricia González Rodríguez y al gobernador José Reyes Baeza la liberación de Erick.
Un día después, Benjamín recibió la primera amenaza telefónica de los secuestradores, quienes le advirtieron: “Si sigues mandando a la policía tras nosotros, la vamos a agarrar en tu contra”.
Tras ello, el líder mormón habló con la procuradora y le pidió apoyo, pero sólo llegaron 10 ministeriales a la comunidad “y no pudieron hacer nada”, comentó otro de los hijos de don Joel. Cuatro días después, el 9 de mayo, Erick fue liberado en un cerro en el Valle de Zaragoza.
Casi dos meses después de la liberación del joven, alrededor de la 1:30 horas del 7 de julio de 2009, un grupo de de 20 hombres armados arribó a la casa de Benjamín LeBarón, a bordo de cuatro camionetas, y lo asesinó. En el lugar también fue ejecutado su cuñado, Lawrence Widmar.

cvb
--fin de texto--

EOF

Comentarios