Ejército proseguirá combate al narco, refrenda Calderón

jueves, 9 de septiembre de 2010

MONTERREY, NL, 9 de septiembre (apro).- El presidente Felipe Calderón señaló que la única manera que existe para “darle la vuelta a la violencia criminal” --y que el Ejército se retire a sus cuarteles--, es que las policías estatales y municipales adquieran una capacidad de fuego similar a la militar, y así puedan enfrentar a la delincuencia organizada.
Durante su visita a Monterrey para entregar apoyos a damnificados por el huracán Alex, Calderón reiteró que los soldados continuarán patrullando las calles hasta que los 430 mil uniformados estatales y municipales tengan suficiente fuerza para proteger a la población.
Además, aseguró que las fuerzas de seguridad en los estados son mayores, en número, que el Ejército y la Marina juntos, y superan con mucho a los 33 mil elementos de la Policía Federal (PF) que hay en el país.
Aclaró que “en la medida en que lo que hoy realizan las Fuerzas Armadas, que es enfrentar a los criminales con una fuerza superior, más disciplinada y mejor armada que los criminales, sometiéndola y haciéndola retroceder; entonces, el día que podamos con instancias locales tener cuerpos policiacos que puedan hacer lo mismo, ese día le vamos a dar la vuelta al crimen”
En el foro denominado “Compromisos por la seguridad, del diálogo a la acción”, organizado por empresarios locales, Calderón también defendió su propuesta de “mando único”:
“El día que los cuerpos policiacos federal, estatal y municipal, como hemos hablado con el gobernador Rodrigo Medina, cuando haya un mando único a nivel estatal y se configure fuerza suficiente para hacer frente a los criminales y sea realmente fuerte, ese día estaremos resolviendo de fondo esta problemática”, sentenció.
Sin embargo, advirtió, “hasta ese día los cuerpos militares seguirán combatiendo al crimen organizado en todo el país”.
En el mismo evento, consideró que la reforma penal no es la solución frente al grave problema de inseguridad, pues la cifra de 28 mil homicidios que se han registrado en lo que va de su gestión es muy superior a cualquier medida que se adopte para procesar criminales.
Sin mencionarlo por su nombre, Calderón también se refirió a la captura del capo del narcotráfico, Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, y admitió que la detallada declaración que fue difundida en televisión no tiene valor jurídico, pues no se hizo en presencia de un asesor legal ni ante un juez.
“Seguramente en el proceso, sus abogados le recomendarán que ya no diga lo que está diciendo o que no reconozca lo que verdaderamente hizo”, acotó el Ejecutivo federal.
En el evento, en el que estuvieron el gobernador Rodrigo Medina, representantes de organismos intermedios y de la sociedad civil, Calderón Hinojosa aprovechó para enviar sus condolencias a los familiares de las víctimas del Ejército que fueron baleadas por error, la noche del domingo pasado en una carretera de Apodaca.
Ahí mismo, el presidente aprovechó para felicitar al comandante de la IV Región de la VII Zona Militar, general Guillermo Moreno, por el desempeño que han observado las fuerzas castrenses en la entidad.
Por la tarde, Alejandro Poiré, vocero del gobierno federal en materia de seguridad, habló aquí ante los medios para expresar que Nuevo León es un ejemplo de cómo puede ser abatida la violencia, pues en agosto bajaron de 107 a 44 los homicidios vinculados al crimen organizado.
“Es convicción del gobierno federal de que Nuevo León será muestra, ahora, como la ha sido siempre, de que se pueden resolver los grandes problemas y salir adelante”, planteó Poiré.

Entrega recursos

Calderón llegó a las diez de la mañana al Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo, donde inauguró la Terminal B que tuvo una inversión de 800 millones de pesos y generó mil empleos directos. De ahí se trasladó a Cintermex, en el Parque Fundidora, donde encabezó un acto con damnificados por Alex.
En el evento, el presidente entregó las primeras mil casas, de un total de 8 mil, a familias afectadas que serán beneficiadas con este programa en la entidad.
Ahí, Calderón dijo que la reconstrucción de Nuevo León, luego del meteoro que provocó daños catastróficos en 49 de los 51 municipios de la entidad, tendrá un costo total de casi 15 mil millones de pesos, de los que 8 mil 500 millones serán aportados por la Federación y 6 mil 200 millones por el gobierno del estado.
Agregó que durante las obras de reconstrucción han sido abiertos 14 mil empleos temporales en Nuevo León y se han adelantado 70 mil millones de pesos en pagos del Programa de Oportunidades.
Cerca de las 17:30 horas, en su último evento, Calderón hizo un breve recorrido por la avenida Constitución para verificar el avance de las obras en esa vía y Morones Prieto, así como el desazolve del río Santa Catarina.