En 10 años vacuna contra adicciones: Córdova

miércoles, 12 de enero de 2011

MONTERREY, N.L., 12 de enero (apro).- El titular de la Secretaría de Salud (SS) federal, José Ángel Córdoba Villalobos, confirmó que México experimenta con una vacuna contra las adicciones a la cocaína, la nicotina y otras sustancias nocivas, la cual podría ser comercializada en un máximo de diez años.
“Esto va a tardar entre cinco y diez años para que sea una vacuna comercializada. Ya están pasando a la fase de investigación en humanos y son de las vacunas más desarrolladas en el mundo en fase experimental hasta ahora”, puntualizó.
En conferencia de prensa en el Centro Internacional de Negocios (Cintermex), en esta ciudad, el funcionario federal mencionó que es “una vacuna contra la adicción a la cocaína, a la heroína, a la morfina, a las metanfetaminas y a la nicotina (…) En animales es contundente el efecto que tiene para disminuir las sensaciones que tiene un adicto cuando usa una droga”.
Según Córdova Villalobos, se inyecta la vacuna, y cuando el adicto usa la droga ya no siente nada, lo que hace que se vaya desprendiendo de ella.
Además, agregó, “cuando esa vacuna se aplica y un adicto toma una dosis letal de la droga, ya no muere, entonces también protege del daño agudo cardiovascular”.
Al referirse a la legalización de los estupefacientes, el titular de la SS señaló que el uso abierto generaría más consumo, lo que implica luchar ahora “a contracorriente”.
Córdoba Villalobos estuvo en Nuevo León para impulsar el programa de obesidad infantil, un problema crónico en la entidad, ya que más de 30% de un millón de niños en edad escolar tienen problemas de sobrepeso, según cifras proporcionadas por la Secretaría de Salud estatal.
El funcionario federal, quien estuvo acompañado del gobernador Rodrigo Medina y del secretario de Salud local, Jesús Zacarías Villarreal, admitió que en el presente sexenio no pudieron arrancar desde un inicio el programa contra la obesidad, que tiene una duración de seis años.
Sin embargo, se mostró esperanzado de que en el transcurso del próximo ciclo escolar se observe la reducción de peso entre los menores.
Al preguntarle sobre la falta de restricciones en las escuelas para la venta de alimentos con bajo o nulo contenido nutricional, el secretario rechazó que el menú recomendado por las autoridades de Salud proteja los intereses de las empresas productoras de frituras y pastelillos, que en los planteles escolares tienen un amplio nicho de mercado.
“El problema de la obesidad no es nada más de la alimentación, es también de la práctica del ejercicio físico. Y les recuerdo nuevamente que 80% de los alimentos que consumen los niños en las escuelas son preparados, no industrializados, entonces sólo en 20% va a incidir lo que son las botanas o los alimentos industrializados”, puntualizó.
Y enseguida elogió las modificaciones que los productores de golosinas han hecho en sus productos para reducir calorías, grasas, colesterol y sal.
“En realidad no hay ningún problema porque no hay ningún alimento que sea malo, si es que no está contaminado, así es que sí es un gran avance poder retirar los refrescos de las escuelas y no adicionarle azúcar a los jugos o a otro tipo de líquidos que se venden en las mismas”, explicó.
Asimismo, manifestó que el problema por el consumo de alimentos “chatarra” es escaso, debido a que los niños, dijo, van a las escuelas durante 4 horas y media, y 85% acuden después de haber consumido el desayuno.
Córdova Villalobos detalló que los problemas derivados de la obesidad le costarían al país, entre 2011 y 2017, alrededor de 70 mil millones de pesos, un costo prohibitivo para las finanzas públicas, agregó, por lo que es necesario que las autoridades inviertan más en la prevención.
Sobre el Seguro Popular, afirmó que hay ya 43 millones de personas afiliadas que pueden acceder a servicios médicos, aunque no estén empadronados en el Seguro Social (IMSS) o en servicio de seguridad para burócratas (ISSSTE).
Durante su visita a esta ciudad, Córdoba atestiguó la instalación del Primer Informe del Comité Estatal Interinstitucional para la Alimentación Saludable y Activación Física de Nuevo León, integrado por instituciones públicas y privadas, para impulsar un cambio de hábitos alimenticios y prevenir enfermedades relacionadas con la deficiente nutrición.
Por la tarde participó en la inauguración del Centro de Salud Los Rodríguez, en Santiago, obra para la que se invirtió un millón 787 mil pesos, en beneficio de mil 748 personas de la comunidad y zonas aledañas.
En el lugar, Medina anunció la construcción de una Unidad de Atención de Shock Trauma, que además de funcionar como Centro de Salud atenderá a quienes sufran algún accidente sobre la carretera nacional.
En el mismo evento, los funcionarios inauguraron virtualmente tres centros de salud en los municipios de Allende, San Nicolás de los Garza y Apodaca, con una inversión conjunta de 5 millones 929 mil 806 pesos.