Solalinde exige a García Luna explicar por qué continúan los secuestros

miércoles, 12 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 12 de enero (apro).- El sacerdote Alejandro Solalinde, coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacifico Sur del Episcopado Mexicano, calificó de “nefasta” a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal y exigió al titular de la dependencia, Genaro García Luna, que explique por qué continúan los secuestros de inmigrantes que cruzan por territorio mexicano.

“Él (García Luna) no me puede decir que no sabe por qué; si no sabe, merece renunciar en este momento, y si dice que sí sabe, tiene que explicar por qué no ha hecho nada, porque los secuestros han seguido. O no puede, o es incapaz”, puntualizó el director de un refugio para migrantes en el municipio de Ixtepec, Oaxaca.

En entrevista con Carmen Aristegui para MVS Radio, Solalinde afirmó que los elementos policiacos de la SSP, quienes supuestamente deben brindar apoyo a los migrantes, se han encargado de asaltarlos.

El 23 de enero del 2010, detalló, los policías perpetraron un "descarado” asalto, cuando pararon el tren en el que viajaban los migrantes y a todos les robaron.

De acuerdo con el cura, defensor de los derechos humanos de los migrantes, seis meses después de ese asalto, uno más ocurrió el 23 de julio. En esa ocasión, dijo, los policías amenazaron a los testigos, pese a que ahí se encontraba la cónsul de El Salvador y también personal de derechos humanos.

En días pasados, el párroco señaló que el secuestro y extorsión de migrantes ha dejado a la delincuencia organizada ganancias por 25 millones de dólares tan sólo en los últimos seis meses.

Solalinde, quien fue el primero en denunciar el plagio masivo de 50 indocumentados en la cercanía del poblado de Santa María Acuites, en la región del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, aceptó temer por su vida, dado que ha sido intimidado por aquellos grupos que se encuentran detrás de los raptos de ilegales, entre los cuales, dijo, están coludidos desde políticos hasta agentes federales y del Instituto Nacional de Migración.

En esa ocasión mencionó que el Istmo de Tehuantepec puede ser considerada como la capital del secuestro en América Latina, por el elevado número de delitos que se cometen en esta modalidad, sin haber acciones que detengan a los responsables.

“El Istmo es una zona muy cotizada de migrantes donde operan bandas internacionales de delincuentes”, apuntó.