Oaxaca: Muere plagiado y secuestador en operativo policiaco

sábado, 15 de enero de 2011

OAXACA, Oax., 14 enero (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) asumió  las investigaciones de los hechos de violencia registrados en San Francisco Tutla que dejaron un saldo preliminar de dos muertos, entre ellos, un presunto asaltante y un secuestrado, así como tres detenidos.

La vocera del Gobierno del estado, María de los Ángeles Abad Santibáñez,  confirmó que la tarde de este viernes, elementos de la Policía Municipal de Santa Lucía del Camino, recibieron el reporte que en San Francisco Tutla, tenía lugar una riña, que había gente con armas largas y se escuchaban disparos, razón por la cual se trasladaron al lugar indicado.

Al llegar al sitio observaron que civiles armados salieron de una casa, razón  por la cual se dispuso un operativo conjunto entre el Ejército mexicano, la 
Policía Estatal y la Municipal de Santa Lucía del Camino.

Durante el operativo se logró la captura de dos presuntos delincuentes; asimismo  fue abatido otro de ellos.

Al ser entrevistados los dos detenidos refirieron que en el interior de una casa, se encontraba otra persona sin vida, razón por la cual los elementos de 
seguridad resguardaron el domicilio, en espera del arribo del Ministerio Público.

Sobre estos hechos la vocera del Gobierno del estado informó que la Delegación estatal de la Procuraduría General de la República se está haciendo cargo de la 
investigación por ser del ámbito de su competencia; en esa circunstancia, las  autoridades estatales colaborarán y brindarán todo el apoyo necesario.

Trascendió que el pasado martes secuestraron a un propietario de una tienda de refacciones y hoy se hizo pago, sin embargo, la policía implementó un operativo y localizó una “casa de seguridad” donde se registró la balacera.

En ese operativo presuntamente falleció el secuestrado y un delincuente, mientras que otros tres fueron detenidos.

La balacera se registró en la calle Independencia esquina Hidalgo en San  Francisco Tutla, lugar donde el Ministerio Público se apersonó para ordenar el 
levantamiento del cadáver de una persona del sexo masculino que vestía una camisa negra, pantalón de mezclilla y zapatos cafés claros, además de portar una pistola en el cinturón.

Comentarios