Presume Calderón modernización del sistema eléctrico

lunes, 17 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 17 de enero (apro).- El presidente Felipe Calderón anunció la modernización de la red eléctrica, con una inversión de 700 millones de pesos, e informó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cuenta, a partir de hoy, con 79 nuevos centros de pago y atención al cliente.

Al participar en el acto denominado “Modernización del Servicio Eléctrico en el Valle de México”, el Ejecutivo se refirió a la promesa que hizo tras la extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), en el sentido de modernizar la infraestructura y mejorar el trato a los usuarios del servicio eléctrico, y agregó: "Estamos cumpliendo la palabra empeñada",.

Luego advirtió: "Seguiremos aplicando todo el peso de la ley para quien agreda a los trabajadores de la CFE", ya que "estamos comprometidos para apoyar esta valerosa entrega de los trabajadores".

Sobre los nuevos 79 centros de atención al cliente, dijo que ahí "se brinda atención personalizada, especializada y de calidad, desde el pago de la luz hasta la contratación de nuevos servicios", y previó que este año podrían abrirse alrededor de 200 centros.

Asimismo, informó que existen "282 cajeros donde los usuarios podrán pagar la luz y otros trámites sin la necesidad de acudir a los centros de atención", por lo que "ya no será necesario hacer filas".

Por su parte, el director general de la CFE, Alfredo Elías Ayub, reveló que el organismo ha presentado más de 900 denuncias por agravios en contra de sus trabajadores en la zona centro del país, y pidió a los gobiernos del Distrito Federal e Hidalgo que garanticen la seguridad de los empleados.

En su discurso, Elías Ayub pidió que se dé curso expedito a esas denuncias, luego de lo cual aseguró que los trabajadores de CFE siempre han mostrado disciplina y no responden a las agresiones, sino que han recurrido a la vía legal.

A pesar de esta circunstancia, agregó, la empresa ha estado a la altura del reto planteado, por lo que los técnicos, ingenieros y trabajadores de CFE, dijo, lograron asumir la prestación del servicio en minutos y sin que se presenten afectaciones mayores a la vida cotidiana.

El funcionario federal destacó que antes de concluir 2009, año en que se tomó la determinación de extinguir LFC, ya se habían identificado necesidades y prioridades, por lo que ya está en marcha el plan de acción para resolverlas.