No basta la fuerza del Estado para combatir a la delincuencia, admite Blake

martes, 18 de enero de 2011

MORELIA, Mich., 18 de enero (apro).- El titular de la Secretaría de Gobernación, Francisco Blake Mora, reconoció que no basta el uso de la fuerza del Estado para combatir al crimen organizado, hace falta, dijo, una estrategia para fortalecer el tejido social de las instituciones.
De visita en esta capital, donde encabezó la presentación de los programas “Comunidades Seguras” y “Nuevo Modelo de Policía Estatal Acreditable”, el funcionario federal afirmó que el combate contra la delincuencia organizada no es una opción para el gobierno, sino un deber.
Y justificó: Ese fenómeno no nació en la actual administración, “se dejó crecer desde hace años hasta alcanzar una fuerza impresionante”.
El titular de la Secretaría de Gobernación ofreció “trabajar en conjunto para que regrese la paz a Michoacán", antes de lo cual manifestó: “A los violentos hay que combatirlos con la Constitución en la mano y la fuerza del Estado para proteger los intereses de los mexicanos.”
Asimismo, señaló que con la detención de Flavio Méndez Santiago, El Amarillo –lugarteniente de Los Zetas en Oaxaca–, de un total de 37 ahora sólo suman 20 los delincuentes más buscados por delitos del crimen organizado.
En su turno, el gobernador michoacano Leonel Godoy Rangel señaló que de tiempo atrás su gobierno señaló claramente la necesidad de que con la misma fuerza e intensidad que se utilizan las fuerzas del Estado para combatir la criminalidad, “con esa misma fuerza y vehemencia se debería emprender una ofensiva social a favor de la gente”.
Tras ello, Godoy ratificó su exigencia de “dar a la población mayores oportunidades de salud, educación, trabajo y esparcimiento, eje fundamental para el combate a todo tipo de delitos”, pues esos factores, dijo, “contribuyen al desarrollo de nuestra sociedad, a la lucha contra las desigualdades sociales”.
Las experiencias internacionales, agregó, han demostrado claramente que ninguna ciudad o país en el mundo ha logrado la disminución de la criminalidad sólo con el uso de la fuerza.
Gianluca Orlando, exalcalde de Palermo, Italia, dijo, ejemplificaba esta visión con su ejemplo de la carreta. “Él sostenía que la lucha contra la delincuencia era como una carreta o carro romano de dos ruedas, que para que avanzara eran indispensables las dos ruedas: una primera, el uso de la fuerza con cuerpos policiacos profesionales, equipados y adiestrados, y la segunda rueda, un conjunto de políticas sociales para la gente, que incidieran directamente en su bienestar y en el desarrollo de su comunidad”.
Al hacer uso de la palabra, el secretario de Seguridad Pública estatal, Manuel García Ruiz, detalló que entre las acciones realizadas por esa dependencia para el establecimiento del nuevo modelo policial, destacan, entre otras, el programa rector de profesionalización, el mejoramiento del nivel educativo entre los elementos operativos y la nueva estructura orgánica de la institución que encabeza.

Comentarios