Pierde Cofetel audios sobre licitación 21

miércoles, 19 de enero de 2011

MÉXICO, D.F. 19 de enero (apro).- La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) se metió en un nuevo embrollo por la Licitación 21, ahora en materia de acceso a la información, al comunicar oficialmente que “perdió” los audios de la sesión en que aprobó la licitación para la banda 3.4-3.7 GHz.
    De acuerdo con el expediente 7067/10, la Cofetel informó que los discos en los que se registró la sesión realizada del 13 al 16 de agosto de 2010 fueron borrados para su reutilización, luego de haber reconocido su existencia y después de haber declarado que era información clasificada.
    El caso motivó severos comentarios de los comisionados del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), quienes cuestionaron la ausencia de “al menos una breve reflexión sobre la trascendencia del caso” en Cofetel, organismo que, advirtieron, registra un incumplimiento sistemático de la ley de transparencia.
    Mientras la Cofetel busca los audios perdidos, el IFAI anunció que solicitará a la Secretaría de la Función Pública (SFP) que inicie un proceso administrativo para sancionar a los responsables de la desaparición de los materiales, con vista al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome.
    La Licitación 21, calificada por especialistas como una ganga que benefició en un primer momento a la asociación Televisa-Nextel (posteriormente Televisa se retiró de la asociación), ha dejado expuesta a la Cofetel con la promoción de numerosos amparos y acusaciones por la existencia de vicios e irregularidades en el procedimiento de asignación.
    La solicitud que motivó la discusión en el IFAI pedía la versión estenográfica de la sesión en que se aprobó la Licitación 21, así como la grabación de la misma. En dicha sesión, que inició el 13 de agosto y concluyó la tarde del 16 de ese mismo mes de 2010, estuvieron presentes los comisionados de Cofetel, Moony de Swaan Addati, Gonzalo Martínez Pous, Ernesto Gil Elorduy y Rafael del Villar Alrich.
    Según el dictamen, presentado hoy por la comisionada del IFAI  María Marván Laborde, la respuesta de la Cofetel a la solicitud señaló que se trataba de información clasificada como reservada por un periodo de 12 años, y expuso que no tenía forma de reproducir el disco compacto con la grabación.
    Además, el organismo especializado en telecomunicaciones respondió al solicitante que la información relativa al voto particular del comisionado Rafael del Villar era inexistente.
    La cerrazón y el embrollo de la Cofetel se replanteó en los alegatos, una vez que el solicitante interpuso un recurso de revisión ante el IFAI.
    “Es decir, reconoce la existencia del audio, nos dice por qué no puede entregarla, ya en el proceso de alegatos”, expuso Marván Laborde.
    La Cofetel justificó la reserva de la información al señalar que formaba parte de diferentes procesos de amparo. Sin embargo, la comisionada Marván advirtió que los amparos y procesos jurídicos alegados por el mencionado organismo eran por la Licitación 21 en sí, no por la sesión requerida.
    Y más: Cuando el IFAI revisó el contenido de la versión estenográfica de la sesión, no encontró elementos para que fuera declarada bajo reserva.
    Ante la opacidad, Marván se dio tiempo para ironizar en su exposición ante los demás comisionados del IFAI:
    “(Según la Cofetel) La única constancia que deriva de las sesiones son las actas del pleno, así como las versiones estenográficas, las cuales son cotejadas con el audio, que es grabado por la propia Cofetel en un disco compacto; aparentemente lo que no tienen es material o un equipo para reproducir discos compactos, y creo que esto lo tienen casi todas las computadoras, pero, en fin, no pregunté qué tipo de computadoras tienen”.
    La Cofetel respondió que no tenía en su poder el disco, ya que luego de hacer la versión estenográfica borra los discos y los reutiliza, por lo que el pleno del IFAI expuso que deberá buscarlo y entregarlo al solicitante. Con ello, revirtió la declaración de reserva.
El organismo responsable de garantizar la transparencia gubernamental enviará el expediente a la SFP para que inicie un proceso administrativo, además de que ordenó la búsqueda del voto particular del comisionado de Cofetel, Rafael del Villar.
    Sobre este último punto, la comisionada María Elena Pérez-Jaén se mostró en desacuerdo, al dar la oportunidad a la Cofetel de declarar la inexistencia de la información. No obstante, votó el proyecto que se aprobó por unanimidad.

Comentarios