Procurador de NL precisa que se usaron petardos en explosiones de automóviles

miércoles, 19 de enero de 2011

Monterrey, N.L., 19 de enero (apro).- Fueron petardos de fabricación casera los artefactos que explotaron en el interior de los dos coches abandonados el martes frente a las instalaciones de la policía de San Nicolás y Linares, informó el procurador de justicia de Nuevo León, Alejandro Garza y Garza.

Al aparecer en público después de meses de silencio, el funcionario descartó que los ataques casi simultáneos fueran coches bomba o granadazos, como se especuló al principio.

“Pudieran ser petardos. Tenemos declaraciones donde uno de los elementos policíacos vio que salía humo del motor, lo que nos hace pensar en un tubo lleno de pólvora que estalló con una mecha encendida para dar tiempo de retirarse a quien la encendió”, dijo esta mañana.

Señaló que los dos autos usados en cada una de las acciones criminales tienen reportes de robo con fecha de enero.

En el primer incidente, ocurrido a las 17:30 horas del martes, un petardo estalló en el interior de un coche Senda color arena dejado frente a la comandancia de policía de Linares, municipio ubicado a 133 kilómetros al sur de la capital de Nuevo León.

Testigos señalan que el auto fue dejado por una mujer que estaba acompañada de un menor.

Las esquirlas dañaron el interior del coche y la carrocería de algunos otros vehículos que estaban cerca del lugar del estallido.

No hubo lesionados en esta acción.

En el segundo atentado, un hombre dejó a las 19:01 horas un automóvil Jetta blanco con placas de Nuevo León cerca de las instalaciones de Policía y Tránsito de San Nicolás, en el espacio conocido como el centro de Desarrollo Comunitario (Cedeco), en una zona citadina de esa localidad vecina de Monterrey al norte.

Eduardo Sánchez Quiroz, secretario de Seguridad Pública de ese municipio, informó que el auto estalló cuatro minutos después de que fue estacionado.

Las cámaras de vigilancia colocadas en el exterior del edificio no lograron captar ni al hombre que dejó el coche ni el momento de la explosión debido a que como el aparato tiene movimiento rotativo, apuntaba en otras direcciones en los momentos cruciales de estos hechos.

Los cristales, asientos y tapicería del auto quedaron dañados por la explosión, pero no hubo personas afectadas.

Comentarios