Se enfrentan sicarios en Nuevo León; mueren cinco

jueves, 20 de enero de 2011

MONTERREY, N.L., 20 de enero (apro).- La violencia continúa irrefrenable en el municipio de Guadalupe, donde en menos de 24 horas se han registrado 13 muertes relacionadas con el crimen organizado, cinco de las cuales, ocurrieron este jueves durante un enfrentamiento entre dos grupos armados, al oriente de la ciudad.

El intercambio de fuego ocurrió a las 08:00 horas entre los ocupantes de varios coches que circulaban en calles de la colonia Unidad Habitacional Independiente, en los límites del municipio con Juárez.

Un automóvil Tsuru rojo se impactó contra una pared en el cruce de la avenida del Bosque y Jade, después de que sus cuatro ocupantes fueran acribillados a balazos.

Otra persona, que aparentemente los acompañaba, quedó muerta a unos metros de ahí. El cadáver estaba esposado y había sido tirado antes de que ocurriera el choque.

Inicialmente se dijo que los muertos habían sido abatidos por el Ejército aunque después se aclaró que el enfrentamiento había ocurrido entre grupos rivales aparentemente de la delincuencia organizada.

Las clases se suspendieron en la escuela Alberto Nájera y en la secundaria 80, que están cercanas al lugar de la balacera. Padres de familia en pánico acudieron a recoger a sus hijos que iniciaban apenas el turno matutino.

Durante una hora posterior al tiroteo fue cerrada a la circulación la avenida Eloy Cavazos, cercana al lugar del incidente.

Con estos suman 13 muertos en el municipio en las últimas 24 horas.

 

Suspenden a jefes policíacos

Dos mandos de la Policía de Guadalupe fueron suspendidos de sus funciones después de que permitieron que los dos agentes ejecutados en sus patrullas el miércoles en la tarde, se salieran de su ruta habitual para efectuar actividades personales.

Ismael Franco, secretario de Seguridad de Guadalupe, informó que fueron separados de sus cargos el coordinador y el jefe de turno, mientras la autoridad investiga la ejecución de los agentes María del Carmen Soto, de 33 años, y Andrés Felipe Mejía Quintanar, de 61.

Los dos habían soliciotad y obtenido permiso para dejar su rondin y dirigirse a una institución bancaria a ahcer actividades en un cajero automático. Al salir de ahí, a las 15:30, fueron cazados por hombres armados que se desplazaban en dos camionetas.

Los efectivos quisieron huir pero fueron alcanzados por los disparos en el cruce de Juárez y segunda avenida, en el centro de Guadalupe.

Comentarios