La alianza con el PAN "un engaño": AMLO

sábado, 22 de enero de 2011

ATLACOMULCO, Edomex, 22 de enero (apro).- La alianza que proponen entre los partidos de la Revolución Democrática y Acción Nacional es una simulación, un engaño, una pérdida de tiempo, pero la auténtica consulta es la que se está haciendo al pueblo en la Gira por la Lealtad por el Estado de México, afirmó Andrés Manuel López Obrador. 
Durante su tercer semana de gira por el Estado de México para promover una alianza electoral sólo entre el PRD, el Partido del Trabajo y Convergencia, institutos políticos a los que llama “de izquierda y progresistas”, el excandidato presidencial preguntó en el municipio San José del Rincón si la asamblea estaba de acuerdo en la alianza entre la derecha y la izquierda; la gente respondió con una enérgica negativa. En respuesta, López Obrador dijo: “Esta es la auténtica consulta”.  
En esta ocasión, López Obrador, junto con el diputado federal perredista Alejandro Encinas, la propuesta del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para candidato al gobierno del estado, así como simpatizantes y decenas de seguidores, visitaron los municipios El Oro, San José del Rincón, San Felipe del Progreso, Temascalcingo y Atlacomulco, firmaron los diez compromisos de gobierno para cada comunidad que serán aplicados si el legislador gana la gubernatura el 3 de julio próximo. 
El exjefe de gobierno capitalino reiteró que avanza la alianza entre las izquierdas y recalcó su negativa a aliarse con el panismo e incluso al priismo, al que criticó por seguir gobernando la entidad desde hace 80 años, pero en lugar de lograr su desarrollo ha imperado la pobreza, el desempleo y la inseguridad.
En San Felipe del Progreso, donde fue recibido por los mazahuas de la región e incluso el jefe supremo le brindó un ritual prehispánico para protegerlo durante su travesía por la entidad, Noé Segundo, presidente del consejo estatal del PRD recordó que López Obrador ganó en esa comunidad la elección para la presidencia del PRD, en los años noventa. 
Y ese mismo apoyo le garantizó a Encinas cuando lo elijan candidato al gobierno del estado, afirmó. “En San Felipe queremos unirnos a los partidos de izquierda, unificada y con criterios juntos”, indicó.  
En su oportunidad, Encinas respondió que en vísperas del comienzo de la campaña electoral, están haciendo un esfuerzo por mantener unidos a los perredistas, petistas y convergentes y poder cambiar la situación de la entidad reflejada en esa comunidad, cuna de los mazahuas, donde la pobreza y la marginalidad son evidentes en la gente. 
El diputado federal dijo que una de las causas para rechazar la alianza con el PAN fue que este partido se acercó a los mazahuas desde hace más de diez años, para pedirles su voto, pero después cuando una comisión quiso hablar con diputados federales panistas, éstos los trataron con desprecio. Y eso es lo que quieren cambiar en la entidad, apuntó.
Al respecto, López Obrador resaltó que “en la gente se nota la pobreza”, y pidió a los presentes estar organizados para poder cambiar la realidad del país. 
Ya en Atlacomulco, Encinas arremetió contra el grupo político del PRI que se identifica con el nombre de este municipio mexiquense creado por Isidro Fabela y que ha tenido entre otros líderes a los exgobernadores Carlos Hank González y Arturo Montiel.
El coordinador de los diputados perredistas hizo las referencias a esta agrupación que no quiso hacer López Obrador, quien se refirió al Grupo Atlacomulco en San Felipe del Progreso, ante los mazahuas, al decirles que el heredero de esta organización es el gobernador actual Enrique Peña Nieto, quien aplica la máxima de Hank González de que: “Un pobre político es un político pobre”.
Encinas fue más allá y tildó a dicho grupo como “una coalición de intereses y complicidades que ejerce el control político basado en la simulación y la
componenda. Es la élite del poder. El último reducto del sistema autoritario del viejo régimen que hoy quiere regresar a gobernar el país”, indicó.
Por eso, añadió que quiere ganar la candidatura y la gubernatura del estado, para frenar el intento de autoritarismo que estuvieron a punto de frenar en el 2006, pero se interrumpió porque le robaron la Presidencia a López Obrador, expresó.
"Y ahora sabemos que si ganamos el Estado de México podremos recuperar el país y ese paso debe ayudar para que en 2012 volvamos a tener la organización suficiente para ganar la presidencia. Por eso estamos aquí buscando la unidad en un proyecto diferenciado del PRI y del PAN”, expresó.

Comentarios