Alcaldesa de Tiquicheo muestra las huellas en su cuerpo de dos atentados

lunes, 24 de enero de 2011

MORELIA, Mich, 24 de enero (apro).- La alcaldesa de Tiquicheo, María Santos Gorrostieta Salazar, dio a conocer hoy imágenes en las que se aprecian las huelas que dejaron en su cuerpo los dos atentados contra su vida; así como sus razones para continuar en la política.
    Al cumplirse un año del atentado en Ciudad Altamirano, la alcaldesa se refirió a las heridas y los ataques perpetrados en su contra, y los motivos que tiene para continuar al frente de la administración municipal.
Gorrostieta Salazar dio a conocer también los motivos que la llevaron a renunciar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y afiliarse al Partido de la Revolución Democrática (PRD).
En una de las imágenes que muestra, incluso, se aprecia una colostomía realizada a la alcaldesa, quien ha sido víctima de dos atentados.
En octubre de 2009, cuando circulaba en una camioneta junto a su esposo José Sánchez, fueron emboscados por un comando, en esa ocasión su cónyuge falleció.
En tanto, en enero de 2010, la alcaldesa había participado en un evento público en Guerrero y al ir de regreso a su municipio, fue atacada por sujetos que portaban fusiles de asalto.
En esa ocasión, ella, dos de sus colaboradores y una periodista resultaron heridos.
    En su mensaje, difundido a través de su página de internet, la alcaldesa señaló que el compromiso que tiene con sus ideas y con el pueblo es la “fuerza interna” que tiene para levantarse, “aun moribunda”, frente a la adversidad.
    "Me levantaré las veces que Dios me lo permita, para continuar buscando, arañando, gestionando planes, proyectos y acciones en beneficio de toda la sociedad, pero más en particular de los desprotegidos", advirtió.
En su mensaje, expuso que de los mayores desconsuelos que puede padecer un ser humano, es el dolor del alma.
Subrayó que en los últimos meses ha recibido reveses que cree no merecer, porque sus objetivos han sido siempre enfocados a encaminar a su pueblo hacia una mejor calidad de vida.
La alcaldesa afirmó que en otra época de su vida, tal vez hubiera renunciado a su cargo, a sus responsabilidades como presidenta municipal de Tiquicheo. “Pero ahora, no; no es posible que yo claudique cuando tengo 3 hijos, a los cuales tengo que educar con el ejemplo, además del recuerdo que poseo del hombre de mi vida, del padre de mis pequeños, aquel que supo enseñarme el valor de las cosas y a luchar por ellas”.

La renuncia al PRI
La alcaldesa recordó que el año pasado, cuando convalecía de las heridas que le provocó el atentado en Ciudad Altamirano, Guerrero, la dirigencia del comité municipal del PRI de Tiquicheo la presionó para renunciara al cargo.
“Los caciques municipales, que siempre han estado al frente del PRI local, quisieron manipularme y era un secreto a voces, ya que nunca estuvieron de acuerdo”, afirmó.
“Mientras yo estaba hospitalizada empezaron inmediatamente a buscar el sustituto de la presidenta municipal y, para sorpresa de ellos y de muchos, cuando me encontraba aún en un estado convaleciente física y emocionalmente, me incorporé a las actividades y al observar que no renuncie a la alcaldía, me dejaron sola a mi suerte.
“Es razón por la que me orillaron a tomar la decisión de afiliarme al PRD, por los múltiples obstáculos que ponía la estructura del comité municipal del PRI.”

Comentarios