En Chihuahua, Sinaloa, Coahuila y Zacatecas 16 ejecutados

lunes, 24 de enero de 2011

MEXICO, DF, 24 de enero (apro).- Autoridades policiales de Chihuahua, Sinaloa, Coahuila y Zacatecas reportaron la muerte de al menos 16 personas en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado.

         En Ciudad Juárez, Chihuahua, siete jóvenes fueron muertos a balazos en una cancha de futbol. La Fiscalía General del Estado (FGE) reveló que entre las víctimas figura un niño de escasos 11 años.

Hasta la noche del domingo, las autoridades habían confirmado la muerte de cinco jóvenes; sin embargo, la cifra aumentó a siete durante la madrugada del lunes. Dos personas, entre ellas una niña de 12 años, se encuentran en estado crítico.

Según informes policiales, un grupo de sujetos fuertemente armados llegó hasta el campo deportivo, situado en un barrio humilde de la urbe fronteriza, amenazó a los jugadores y, sin más, acribilló a los jóvenes.

Tres de ellos fallecieron en la cancha, mientras que cuatro, incluido el niño de 11 años, murieron en una clínica local.

En el 2010, se registraron dos balaceras similares que dejaron un total de 29 jóvenes muertos.

Sin duda, Juárez se ha convertido en la ciudad más violenta de México, luego de registrar más de 3 mil 100 asesinatos en 2010.

En lo que va del presente año, las autoridades policiales han reportado la muerte de más de 130 personas en la disputa por el control del territorio entre los carteles del narcotráfico de Sinaloa y de Juárez.

Ayer mismo, tres hombres fueron baleados ayer a la salida de un templo cristiano, informó hoy la FGE.

Dos de los agredidos perdieron la vida, en tanto que un tercero se reporta en condiciones críticas, dijeron fuentes oficiales.

De acuerdo con testigos, el ataque ocurrió cuando decenas de familias se retiraban del sitio, ubicado en el poblado de La Boquilla, municipio de San Francisco de Conchos, tras una celebración dominical.

Al momento que los feligreses se despedían en el patio frontal del templo, un grupo de pistoleros llegó en al menos dos vehículos y abrieron fuego contra Carlos Talamantes Valverde, de 42 años, conocido abogado y exregidor del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien murió cuando era trasladado a recibir atención médica.

En tanto que Alfonso Retana Talamantes, de 26 años, alcanzó a llegar con vida a un hospital de Ciudad Camargo, pero falleció minutos más tarde.

Un tercer lesionado está internado y se reporta grave.

         En Sinaloa, un prolongado enfrentamiento en Los Mochis culminó con un delincuente muerto, dos soldados heridos y dos presuntos sicarios detenidos.      

El comandante de la Novena Zona Militar, general Moisés Melo García, dio a conocer que en el interior de la residencia donde se atrincheró un grupo de sicarios se aseguraron siete fusiles automáticos y un vehículo.

La balacera se inició en las primeras horas de hoy, poco después de las dos de la mañana, cuando se intentó revisar a los ocupantes de una camioneta, los cuales abrieron fuego contra los militares y se atrincheraron en una casa de seguridad en el fraccionamiento Scally, durante seis horas.

Los elementos del Ejército y la Marina lanzaron bombas de humo y lacrimógenos a la residencia, hasta lograr el control total de inmueble sin establecer en qué momento un número no determinado de sicarios huyó del lugar.

         Mientras tanto, en Mazatlán fue muerto a balazos un expolicía.

         La víctima fue identificada como Raymundo Mayorquín, de 35 años, quien tenía su domicilio en la comunidad de La Ciénega.

         El asesinato se registró en el interior de una casa y su cuerpo fue descubierto por sus familiares.

 

Descuartizados en Coahuila

 

En Torreón, Coahuila, las autoridades policiales reportaron el hallazgo de cuatro cuerpos descuartizados, con visibles huellas de tortura en distintos puntos de la ciudad.

En las primeras horas de hoy, en el centro comercial Soriana, ubicado en avenida Hidalgo y calle Ramos Arizpe, fue localizado dentro de un carrito de supermercado el cuerpo sin cabeza de una persona del sexo masculino.

Minutos después, a las 2:53 horas, en la avenida Morelos y calle Torreón Viejo, a un costado del monumento a Morelos, se levantó otro cuerpo de varón que presentaba rasguños en tórax producidos por navaja y piquetes en el antebrazo izquierdo.

A las cuatro de la madrugada, en bulevar Revolución casi esquina con Valdés Carrillo, en las afueras del Museo del Ferrocarril, se realizó el hallazgo de dos cabezas en la banqueta, presumiblemente correspondientes a los cuerpos en mención. Una de ellas estaba espolvoreada con cal.

Y a las 4:45, el Ministerio Público ubicó en la calle Luis Reyna, frente al número 137 de la colonia Antigua Aceitera, el cuerpo de un hombre ejecutado mediante disparos de arma de fuego.

Finalmente, a las 6:15 horas des este lunes otro cuerpo fue hallado en calle Múzquiz y bulevar Constitución. La víctima fue desmembrada dejando el tronco colocado a un lado de las manos, en tanto que la cabeza y extremidades fueron acomodadas de forma simétrica.

En Zacatecas, dos policías preventivos fueron levantados la noche del domingo por hombres armados, quienes viajaban en un convoy de más de siete vehículos, y otros cuatro resultaron heridos en un enfrentamiento suscitado la tarde del lunes en el sur de la entidad, cerca de los límites con Jalisco.

Los preventivos José Guadalupe Rodríguez y Valentín García, agentes de Seguridad Pública en el municipio de Apozol, fueron levantados cerca de la medianoche del domingo, cuando acudieron en auxilio de otros cuatro de sus compañeros, cuando éstos reportaron que eran perseguidos por un convoy de vehículos con varios hombres que portaban armas largas.

El vocero del gobierno estatal, Mario Caballero, informó a Apro que los preventivos efectuaban un patrullaje nocturno cuando comenzó la persecución, aunque lograron escapar de los sicarios al internarse en la comunidad de El Tule.

José Rodríguez y Valentín García escucharon el llamado de auxilio de sus compañeros en la base de la corporación y acudieron a apoyarlos, pero se toparon con los sicarios y fueron levantados, sin que hasta ahora se tenga información sobre su paradero.

Mientras que hoy, alrededor de la una de la tarde, cuatro policías municipales de Jalpa resultaron heridos en un tiroteo entre sicarios y agentes estatales y de la Policía Federal, quienes se enfrentaron entre los territorios vecinos de Juchipila, Apozol y el propio Jalpa.

Elementos de las corporaciones estatales y federales efectuaban un operativo por la zona cuando se encontraron con varios vehículos en convoy circulando entre Apozol y Juchipila, y les hicieron el alto.

En respuesta, fueron repelidos a balazos, por lo que solicitaron apoyo al Ejército y las policías municipales. Cuando los preventivos de Jalpa llegaron, se encontraron en medio del fuego y ahí hirieron a cuatro de sus elementos, dos de los cuales se encuentran graves.

El vocero Mario Caballero explicó que los policías también lograron herir a varios de los sicarios, pero éstos fueron auxiliados y lograron escapar.

En el lugar fue asegurada una camioneta Hummer blindada, así como 30 granadas calibre 40, rifles R-15, cargadores de AK-47, celulares y un costal de mariguana.

Apenas el 14 de enero, nueve preventivos de Jalpa, Tabasco y Huanusco –los tres municipios zacatecanos localizados en la misma región sur colindante con Jalisco y Aguascalientes-- fueron levantados por sicarios, quienes los golpearon y dejaron libres al día siguiente.

La zona es actualmente patrullada por un operativo integrado por militares de las comandancias de Aguascalientes y Zacatecas, así como elementos de la SSP estatal y de la comandancia de la Policía Federal.