Inician huelga de hambre padres de los niños fallecidos en la guardería ABC

lunes, 24 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 24 de enero (apro).- Tal como lo advirtieron el pasado fin de semana, 23 padres de familia –20 mujeres y 3 hombres-- iniciaron una huelga de hambre en el Zócalo de la Ciudad de México para exigir justicia en el caso del incendio de la guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, que provocó la muerte de 49 bebés.
    Luego de 72 horas de plantón en la Plaza de la Constitución, los 23 padres de igual número de bebés que murieron en el incendio, acusaron al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de “regatear” la atención médica a los más de 100 niños que resultaron lesionados en el incendio.
    Antes de que se instalaran frente al Palacio Nacional para iniciar su ayuno, los padres de las víctimas leyeron un comunicado en el que exigieron al director del IMSS, Daniel Karam, que se atienda a sus hijos “sin regateos”.
    El diputado federal del PRD, Emilio Serrano, presidente de la Comisión Especial para dar seguimiento al caso ABC, acompañó a los padres de familia que iniciaron su ayuno. En tanto, médicos de la Secretaría de Salud del gobierno capitalino, vigilarán el estado de salud de los ayunantes.
    Más tarde, el Instituto Mexicano del Seguro Social rechazó que se “regatee” el servicio médico a los niños que resultaron lesionados durante el incendio en la guardería ABC el junio de 2009.
    Por medio de un comunicado, el IMSS dio a conocer que se han practicado acciones médicas y preventivas a los menores que no sufrieron lesiones por quemaduras, y reiteró que todos los gastos vinculados con las atenciones, aquí o en Estados Unidos, seguirán siendo sufragados por el IMSS.
Explicó que en el caso de los 80 menores que, sin tener lesión por quemaduras, podrían haber aspirado el humo del incendio, se les expidió un certificado de atención médica vitalicia en hospitales del IMSS. Además, cuentan con atención médica en instituciones privadas de México o de Estados Unidos.
Refirió que para detectar posibles casos con lesión pulmonar permanente se ha solicitado el diagnóstico y la atención médica de diversos especialistas, quienes, junto con médicos de la propia institución, han dado seguimiento a 68 niños cuyos padres han solicitado esta atención especializada.
"Los padres de los niños restantes no han acudido ni solicitado dicho servicio", precisó.
De los 68 niños que los especialistas han revisado, en ningún caso se ha detectado daño pulmonar permanente vinculado con el incendio.