Sugiere la CNC crear "banco para pobres"

lunes, 24 de enero de 2011

MEXICO, DF, 24 de enero (apro).- La Confederación Nacional Campesina (CNC) sostuvo que más de 17 millones de pequeñas y medianas empresas, que emplean a menos de 50 trabajadores, carecen, salvo contadas excepciones, de fuentes de financiamiento que les permitan crecer.

Frente a ese adverso panorama, la central campesina propondrá al Legislativo crear una institución gubernamental con la capacidad de generar impactos positivos inmediatos que coadyuven a mejorar la precaria situación de millones de mexicanos, a través de un microcrédito que les permita poner en marcha pequeños negocios o desarrollar proyectos para obtener un ingreso.

Se trata, detalló la CNC, de crear un organismo público con personalidad jurídica y patrimonio propios, tentativamente denominado “Instituto Nacional de Apoyo y Fomento al Microcrédito”, con el fin de que ese ente otorgue préstamos a todas aquellas personas que se ubican en algún nivel de pobreza y que no tienen acceso al mercado formal de crédito.

El coordinador de los 85 diputados federales de la CNC, Alberto Jiménez Merino, manifestó que las micro y medianas empresas no sólo carecen de financiamiento, sino también de apoyos técnicos, tecnología, diseño y promoción de mercados, pero fundamentalmente de fondos para adquirir la materia prima con la que manufacturan sus productos, por lo que no les es posible sostenerse más de dos años.

“Es un drama socio-económico grave para quienes tienen capacidad emprendedora, porque no pueden acceder a los recursos que les permitan un desarrollo gradual y exitoso”, afirmó en entrevista.

El legislador explicó que ante la falta de financiamiento, miles de mexicanos ven así perder la oportunidad de desarrollar un negocio y fortalecer su economía.

Así, artesanos, pescadores, muebleros, dueños de fondas, restaurantes, expendios, de proyectos turísticos, ecoturísticos y turismo de naturaleza, han visto truncado su anhelo de tener su empresa, orillándolos a la migración y al comercio informal como opciones de vida, enfatizó el diputado federal.

El legislador poblano sostuvo que se trata de crear una institución gubernamental con la capacidad de generar impactos positivos inmediatos que coadyuven a mejorar la precaria situación de millones de mexicanos.

Precisó que los recursos se obtendrían a partir de la reasignación y redistribución de los diferentes programas gubernamentales que tienen como objetivo otorgar apoyos para el fomento de proyectos productivos sociales.

Jiménez Merino consideró que este organismo público será el detonante de una “nueva banca de desarrollo”, que contribuya al impulso de la pequeña y mediana empresas en los diferentes sectores productivos, principalmente entre las familias de escasos recursos, ya que se considera al crédito como responsable de un tercio del éxito de los proyectos.

Puntualizó que la propuesta forma parte de un conjunto de acciones legislativas que tiene por objeto sentar las bases del desarrollo social para el combate a la pobreza, la marginación y la desigualdad.

Comentarios