Confirman levantón y ejecución de exfuncionario de Sinaloa

martes, 25 de enero de 2011

MÉXICO, DF, 25 de enero (apro).- La Procuraduría General de Justicia de Sinaloa confirmó esta tarde el hallazgo del cuerpo sin vida del exsubsecretario de Gobierno, Luis Domingo Pérez Hernández.
    El cadáver fue encontrado durante las primeras horas de hoy en un estacionamiento del centro comercial Evora en el municipio de Salvador Alvarado, tras casi 24 horas de haber sido levantado por un comando en Culiacán.
El procurador Marco Antonio Higuera reveló que, en el lugar del hallazgo, fueron recolectados 52 casquillos percutidos de fusiles AK-47 y 11, calibre 9 milímetros.
    Explicó que fue necesario practicar diversos peritajes, sobre todo de sus características, puesto que el rostro de Pérez Hernández, quien en el sexenio anterior fungió como subsecretario de Gobierno, presentaba diversas lesiones por impactos de bala.
Como se recordara, Pérez Hernández fue levantado el lunes a las 12:30 horas por más de diez hombres armados que viajaban en tres vehículos, cuando salía de una residencia en la calle Presa de Valsequilla, en el fraccionamiento Las Quintas, de la ciudad de Culiacán.
    Tanto su vehículo, un Mustang con placas de circulación VKT 5312, como sus teléfonos celulares quedaron en el lugar de los hechos.
    En marzo del 2010, el exfuncionario fue detenido en el aeropuerto de la Ciudad de México, procedente de la ciudad de Culiacán, por agentes federales; estaba acusado del delito de lavado de dinero, por lo que permaneció bajo arraigo por espacio de 70 días.
    Más tarde, elementos de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada catearon su residencia y, al vencer el arraigo, el juez séptimo federal decretó su libertad por considerar que no se aportaron pruebas suficientes para tipificar el delito.
Luis Domingo Pérez, exintegrante del equipo de campaña del actual gobernador Mario López (Malova), se decía víctima de acoso por parte de las autoridades, puesto que sus negocios eran sometidos a auditorías constantes.