Decomisan 23 toneladas de precursores químicos en Colima

martes, 25 de enero de 2011

COLIMA, Col., 25 de enero (apro).- Agentes federales descubrieron hoy en el puerto de Manzanillo más de 23 toneladas de fenilacetato de etilo, que se convirtió en el primer cargamento asegurado este año de precursores químicos para fabricación de drogas sintéticas.
En el operativo participaron elementos de la Armada de México, de la Procuraduría General de la República PGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), dependencias que pusieron la mercancía a disposición del Ministerio Público de la Federación y luego ésta quedó bajo resguardo de la Sexta Región Naval con sede en Manzanillo.
La sustancia, que fue traída al puerto a bordo de un buque procedente de China, había sido declarada en los documentos de importación como malonato de dietilo, pero fue descubierta porque no fue retirada a tiempo de las instalaciones de la aduana.
No se informó si hay detenidos ni se dio a conocer la identidad de la empresa importadora.
El fenilacetato de etilo puede ser utilizado para la elaboración de drogas sintéticas como crack, cristal y éxtasis, y para la conversión de la cocaína básica en clorhidrato de cocaína, utilizándolo como solvente en la fase final de proceso.
Durante 2010 fueron incautadas en el puerto de Manzanillo 355 toneladas de precursores químicos para drogas sintéticas. El 4 de agosto de ese año se descubrió el mayor cargamento de estos productos ilícitos, de 203 toneladas, que eran trasladadas en dieciséis contenedores que llegaron en diferentes buques procedentes de Shangai y Ningbo, China; Busan, Corea, además de uno que provenía de Lázaro Cárdenas, Michoacán.
Las sustancias incautadas fueron identificadas como fenilacetato de etilo, acetato de fenil alcohol, 2-fenil alcohol, fenilacetato de feniletilo, 2-feniletanol y fenil-etil alcohol, que venían envasadas principalmente en 970 tambos de 200 kilogramos cada uno, y en 300 sacos con 300 kilogramos cada uno.
Así mismo, el 7 de mayo fueron aseguradas 80 toneladas de fenilacetato de etilo, que llegaron en cinco contenedores que trasladaba el buque MSC Norasia Alya, desde Shangai, China.
El 23 de junio se detectaron unas 65 toneladas y el 16 de julio otras 7 toneladas de precursores químicos, en ambos casos el origen de los envíos también fue China.