Embajador de EU exige se esclarezca muerte de misionera

jueves, 27 de enero de 2011 · 01:00

OAXACA, Oax., 27 de enero (apro).- El embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, pidió al gobierno de Felipe Calderón una “investigación más efectiva” en tragedias como la ocurrida a la misionera estadunidense Nancy Davis, de 59 años, quien falleció el miércoles 26 en un hospital de Texas después de haber sido baleada por hombres armados en Reynosa, Tamaulipas.
El diplomático insistió en que, con base en el respeto a leyes y soberanía, ambos gobiernos investiguen el caso de manera efectiva. “Queremos dar un mensaje claro de que no debe existir impunidad en los que toman la vida de otros, que van a ser castigados y que queremos crear confianza entre los dos países”, precisó.
“Ayer vivimos una situación trágica con el homicidio de una ciudadana de Estados Unidos, una misionera que regresaba de México a Estados Unidos. En Tamaulipas fue herida en una balacera y llegó a Estados Unidos y se murió”, dijo Pascual en conferencia de prensa.
Davis, integrante de la iglesia metodista God’s Missionary Church de Beavertown, Pensilvania, fue trasladada al puerto de entrada Pharr-Reynosa con un balazo en la cabeza, después de haber sido agredida en territorio mexicano.
El embajador estadunidense dijo que el gobierno de México se ha comprometido a investigar la causa y las circunstancias de esta tragedia. Consideró, además, que el hecho es una invitación para ambos países trabajen de una manera constructiva en este tipo de casos.
Luego hizo un llamado a no caer en consideraciones de nacionalismo y empezar a criticar de un lado y del otro cuando hay circunstancias trágicas de este tipo.
Por otra parte, se refirió a la Iniciativa Mérida, plan para el que el Congreso estadunidense aún no aprueba los recursos de este año, pese a que el gobierno de Barack Obama ya solicitó 330 millones de dólares.
“El monto para el presupuesto para 2011 todavía no los sabemos exactamente. El Congreso de Estados Unidos sacó recursos en el 2010 y dio un avance del financiamiento de 175 millones de dólares, pero hasta ahora no hemos pasado en el Congreso el presupuesto para el 2011.
La solicitud del presidente Obama, añadió Pascual, “fue de más que 330 millones de dólares para apoyar programas como la Iniciativa Mérida, pero aún no sabemos cuánto va aprobar el Congreso”.
Sobre los cuestionamientos formulados por Human Rights Watch (HRW), en el sentido de condicionar esos recursos a que el gobierno de Felipe Calderón respete los derechos humanos, el diplomático manifestó que ese “asunto no es algo opcional”, sino parte de la política central del gobierno de Obama.
El Plan Mérida, destacó, tiene cuatro puntos clave: Uno es para encarar las capacidades de la delincuencia que tienen que ver no solamente en cómo se puede mejorar en la capturar de capos de las organizaciones, sino también en cómo atacar los cuerpos de ellos, es decir, cómo asegurar el dinero, así como frenar el tráfico de armas.
Un segundo aspecto tiene que ver con apoyar los esfuerzos de la parte mexicana para impulsar las instituciones de procuración de justicia y mantener el estado de derecho en México.
El tercer tema tiene que ver con la manera en que manejemos la frontera los dos países parar detener el tráfico ilegal y finalmente en cómo apoyar las inversiones que están haciendo las comunidades para que se puedan involucrar más en su seguridad.
En el caso de la migración, el embajador consideró que “una de las cosas que creemos poder hacer es ayudar a los países --de Estados Unidos a Sudamérica, pasando por México y Centroamérica-- a poder crear mejores condiciones para sus ciudadanos.
Por último, destacó el caso del periodista Bradley Roland Will, asesinado en octubre de 2006 durante el conflicto popular magisterial.
En este punto, elogió el compromiso del gobernador Gabino Cué en “proseguir la investigación” de todos los eventos del 2006 y “esclarecer exactamente qué pasó para poder cambiar la reputación de Oaxaca”.
Pascual puntualizó que “el gobernador ha indicado que no se quiere deshacer de su compromiso de seguir este asunto y tratar de encontrar la manera, junto con la Procuraduría General de la República, de saber exactamente qué pasó y así atraer la investigación que ha preocupado mucho a mi país y a la familia de Brad Will, y por esa razón me complace mucho que en el gobierno estatal estén preocupados por cerrar este caso de manera transparente”.

Comentarios