Violencia deja una docena de muertos en ocho entidades

lunes, 3 de enero de 2011

MEXICO, DF, 3 de enero (apro).- Los primeros días del año comenzaron con un repunte de la violencia atribuida al crimen organizado, destacadamente a los grupos ligados al narcotráfico, en hechos que dejaron un saldo de una docena de muertos en ocho entidades del país.

En Torreón, Coahuila, los cuerpos de dos jóvenes, que aún no han sido identificados, fueron localizados la mañana de este lunes cerca del panteón del ejido La Unión; mientras que en la entrada del poblado El Cambio, municipio de Matamoros, se encontró un cadáver semienterrado.

En la Fiscalía del Estado se informó que una de las víctimas del primer caso tenía aproximadamente 20 años y se le apreciaron dos heridas de bala: una en la cabeza y la otra en la espalda. La otra persona tenía alrededor de 25 años.

El hallazgo de realizó poco después de las 9:00 horas.

De acuerdo con la dependencia, uno de los cadáveres estaba boca-abajo y el otro hacia arriba, y en el lugar se localizaron seis casquillos de calibre 38 súper.

Por otra parte, a la 10:30 horas se encontró el cuerpo de un hombre de aproximadamente 40 años, el cual estaba semienterrado a la entrada del Ejido El Cambio, del municipio de Matamoros.

No se le apreciaron heridas de bala o arma blanca, pero presentaba golpes contusos en espalda y pecho.

En la Agencia del Ministerio Público se dijo que el cuerpo estaba a una distancia aproximada de 100 metros de la antigua carretera a San Pedro.

Al pasar por el lugar, vecinos del poblado vieron un brazo que sobresalía de la tierra, por lo que dieron aviso a las autoridades

 

Ejecutan a gerente de Black & Decker en Tamaulipas

 

Un gerente de la maquiladora Black & Decker de Reynosa fue encontrado asesinado y “embolsado” en las proximidades de la colonia Francisco Villa, convirtiéndose en la primera víctima violenta del 2011.

Ricardo Hugarín García, de 35 años, era gerente de la maquiladora Black & Decker, y tenía su residencia en la ciudad de Pharr Texas, informaron autoridades de la Procuraduría de Tamaulipas.

Raymundo Hugarín García identificó el cadáver y aseguró que su hermano tenía tres días de haber desaparecido, no tenía enemigos y tampoco había sido amenazado.

Aseguró que el pasado jueves fue el último día que tuvieron contacto con él, lo esperaban en casa para iniciar con los preparativos para la fiesta familiar de fin de año, pero ya no supieron más de Ricardo.

El cadáver fue localizado la madrugada del domingo por la Policía Municipal en un terreno baldío ubicado a escasos metros de la colonia Francisco Villa; el cuerpo estaba embalado con bolsas negras de plástico para basura.

Los peritos determinaron que murió por estrangulación, pues en el cuello aún tenía un cordón de nylon atado y las marcas de éste.

Elementos de la Policía Ministerial iniciaron las investigaciones para dar con los asesinos del gerente de la empresa maquiladora Black & Decker que tiene su sede en el parque industrial ProLogis ubicado sobre el kilómetro 81 de la carretera Reynosa-Matamoros.

Mientras tanto, en Tijuana, Baja California, la cabeza de un hombre fue colgada en un puente al sur de la ciudad, sin que el resto de su cuerpo haya sido todavía localizado, al tiempo que el cadáver de una mujer fue localizado a unos 10 kilómetros de distancia.

Ambos casos parecen estar relacionados, ya que tenían mensajes en cartulinas similares en contra de un individuo apodado El Aquiles, que a su vez ha sido mencionado en otros homicidios vinculados al narcomenudeo.

La Policía Municipal informó que la cabeza de un individuo aún no identificado fue dejada colgada antes de las 6:00 horas en el puente del crucero de Libramiento Sur con carretera a Rosarito, a unos metros de distancia de la Guarnición Militar del 28 Batallón de Infantería; mientras que el cuerpo de la mujer fue encontrado con varias heridas de bala, minutos después en la colonia Magisterial, al este de Tijuana.

La Policía Ministerial inició las investigaciones en ambos casos y los restos fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo).

 

Recrudece violencia en NL

 

Un agente de tránsito muerto fue el saldo que dejaron los ataques contra elementos e instalaciones de seguridad este fin de semana en varios municipios de Nuevo León.

En lo que fue un recrudecimiento de la violencia contra las fuerzas del orden de la entidad, el domingo a las 20:30 horas desconocidos rafaguearon al elemento de vialidad de Apodaca, Carlos Gil Villalobos, de 54 años, cuando el uniformado se desplazaba en la patrulla 495 por la avenida Reforma en el centro de ese municipio.

El agente quedó muerto en el interior de la unidad con varios impactos de bala en la cabeza y el tórax.

Ese mismo día, a las 20:00 horas en el municipio de Cadereyta, hombres armados atacaron con una granada las instalaciones de policía ubicadas a un costado de la caseta de cobro de la carretera Monterrey-Reynosa, sin que se reportaran lesionados.

Testigos mencionaron que el ocupante de una camioneta descendió y arrojó el artefacto explosivo sobre el cofre de un auto Tsuru color guinda con placas de Texas. La detonación voló la parte delantera del auto y dejó marcas en la fachada de la edificación.

Ese mismo día, a las 00:45, fue arrojada una granada a la entrada principal de las instalaciones de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León (PGJE), en el centro de Allende, 60 kilómetros al sur de Monterrey.

El ataque en el recinto estatal ubicado en el cruce de Niño Artillero y Venustiano Carranza, donde se aloja una agencia del Ministerio Público, dejó daños en la pared frontal y en un coche de características no especificadas.

Apenas el viernes 31 de diciembre, el último ejecutado del año fue el policía de Guadalupe, Plácido Baltasar Cázares, quien fue acribillado cuando caminaba por calles de la colonia Torres de San Miguel.

El vocero de Seguridad Pública, Jorge Domene Zambrano, ha mencionado que estas agresiones contra uniformados son parte de una estrategia de intimidación de grupos de la delincuencia organizada frente a los golpes que han recibido en fechas recientes con detenciones de algunos de sus miembros.

En otro hecho de violencia, esta mañana fue reportada la presencia de un hombre muerto en la comunidad de la Estanzuela, al sur de Monterrey.

La víctima, de unos 30 años, estaba boca arriba y sin camisa a un costado de la calle Privada Valle de la Estanzuela, a unos 200 kilómetros de distancia de la Carretera Nacional.

No fueron reveladas las causas de muerte de esta persona.

Por otro lado, el subdirector de Seguridad Pública del municipio de Empalme, Sonora, Miguel Acosta Gutiérrez, murió hoy al recibir impactos de bala que le dispararon desconocidos cuando circulaba por las calles de esa ciudad, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

El portavoz de la PGJE, José Larrinaga Talamante, confirmó que esta mañana, alrededor de las 7:00 horas, el subjefe policial sufrió el atentado y fue trasladado a un hospital del IMSS, donde falleció.

Refirió que Acosta Gutiérrez, de 31 años, dejó a su esposa e hijo en la casa de su suegra y posteriormente se retiró para ir a trabajar, pero lo siguió una camioneta tipo Durango cuando circulaba por la colonia Benito Juárez.

Señaló que el jefe policial del municipio de Empalme, ubicado a unos 180 kilómetros al sur de esta capital, recibió dos impactos de bala de arma AK-47, conocida como “cuerno de chivo”.

El vocero expuso que ya se iniciaron las investigaciones sobre el homicidio y se estableció un operativo especial en aquella región para dar con el paradero de los presuntos homicidas.

Asimismo, este lunes fue localizado el cuerpo de una mujer con las manos atadas a la espalda en las aguas del Canal Hidráulico Alto, cerca de la comunidad de Los Ángeles del Triunfo, en el municipio de Guasave, Sinaloa, lo que la convirtió en la primera fémina asesinada en el 2011.

Las autoridades judiciales revelaron que la víctima, de nombre María Adela Monzón Sosa, de 36 años, fue reportada por su familia como desaparecida desde el pasado viernes.

Según los peritajes, la mujer presentaba golpes, estaba atada de las manos a la espalda y en su cuello se le apreciaban huellas de haber sido ahorcada con un hule.

En Durango, este día fue localizado frente a una fábrica de dulces el cadáver de una persona en la cajuela de un vehículo; el hallazgo ocurrió en la calzada Nogales, del municipio de Lerdo.

Al occiso, identificado como Pedro Hinojosa Alonso, de 30 años, se le apreciaron disparos de arma de fuego en el cráneo.

Su cuerpo fue encontrado dentro del maletero de un auto de la marca Chrysler, PT Crusier, de color rojo metálico, con placas de circulación del estado de Coahuila.

 

Identifican a sicarios abatidos en Michoacán

 

Dos de los tres presuntos delincuentes que murieron este día al enfrentarse al Ejército Mexicano en la colonia Los Pochotes, en el municipio michoacano de Apatzingán, fueron identificados plenamente por las autoridades judiciales.

Se trata de Vicente Gaspar Torres, de 33 años, quien tenía su domicilio en Darío Arzate 247 de la colonia Pénjamo, así como Ezequiel Cano Guzmán, de 30 años, quien vivía en la calle Insurgentes de Carácuaro 255, de la colonia Generalísimo Morelos.

Los tres civiles fueron abatidos a tiros por elementos del Ejército luego de una persecución y enfrentamiento en la colonia Los Pochotes, la madrugada de este lunes, de acuerdo a la información dada a conocer por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Trascendió que al filo de las dos horas de este lunes, durante un rondín de vigilancia, elementos de la 43 Zona Militar le marcaron el alto a los tripulantes de una camioneta Chevrolet con placas PHX9968, quienes hicieron caso omiso e intentaron darse a la fuga, por lo que al ser perseguidos por los soldados, comenzaron a dispararles, siendo entonces abatidos por los elementos de la fuerzas federales.

Comentarios