Admite Marín que "lo peor" de su mandato fue el caso "Lydia Cacho"

lunes, 31 de enero de 2011

PUEBLA, Pue., 31 de enero (apro).- A unas horas de que concluya su sexenio, el gobernador Mario Marín Torres, reconoció que “lo peor” que vivió durante su mandato fueron las acusaciones que se hicieron en su contra por el “caso Lydia Cacho”.
    En una entrevista radiofónica, el saliente mandatario poblano fue interrogado sobre cuál consideraba como peor momento de su sexenio.
    “Lo peor, lo que todo el mundo supo, el tema mediático éste con esta señora Cacho (Lydia), que afortunadamente quedé exonerado por los tribunales, por la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, respondió.
    Marín dijo que, a la fecha, no conoce personalmente a la periodista, contra quien su gobierno emitió una orden de aprehensión en el año 2005, por supuesto delito de difamación tras la publicación del libro Los Demonios del Edén, en el cual delata una red de pederastas.
    “A Lydia Cacho nunca la conocí –dijo--, nunca tuve la oportunidad de conocerla personalmente… y mejor”, dijo.
    También, el saliente gobernador hizo referencia al mote de gober precioso, que le quedó tras la conversación telefónica con el empresario Kamel Nacif, que fue filtrada a la prensa en diciembre de 2005.
    Ese apodo, con el que ahora se le identifica en el país, dijo, “formará parte de la historia y, bueno, tal vez marque un poco mi vida, pero afortunadamente lo logramos superar, y digo un poco, porque finalmente no fui sancionado por una actitud, eso hubiera sido más complicado el haber  señalado y haber sancionado por una conducta indebida”.
    “Afortunadamente la Corte determinó que no había habido ninguna falta, ningún delito y por eso queda nada más como antecedente y para bien de Puebla, no pasó a mayores”, agregó.
    Marín Torres insistió, sin embargo, que este caso, por el que fue enjuiciado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación no interfirió en su trabajo como gobernador. “No decaí, al contrario redoblé el esfuerzo trabajando al doble”.
    Sobre la derrota electoral que sufrió su partido, el PRI, en las pasadas elecciones locales del 4 de julio, el mandatario poblano hizo varias lecturas.
    “No solamente fue el candidato nuestro, fue el candidato de ellos, que mañana entrará a gobernar el doctor (Rafael) Moreno Valle Rosas, buen candidato, preparado”, consideró.
    También dijo que la derrota se debió a  la coalición electoral que hicieron los partidos PAN, PRD, Convergencia y Panal.
    “Fue una elección atípica, no estamos acostumbrados a eso, estamos acostumbrados a uno por uno, no a que le echaran montón y hoy la coalición está demostrando que le puede ganar al PRI, ya lo vimos en Puebla, Oaxaca Sinaloa y Guerrero ayer… ya el tiempo dirá si funcionan o no.”

Comentarios