Ataque con granada deja cinco mujeres lesionadas en Nuevo León

lunes, 31 de enero de 2011

MONTERREY, NL, 31 de enero (apro).- Una granada de fragmentación fue arrojada esta noche por un desconocido contra policías municipales asignados a un puesto de vigilancia al sur de Monterrey, con el saldo de una uniformada y cuatro civiles lesionadas.
Los hechos fueron reportados este lunes a las 19:30 horas sobre la avenida Garza Sada casi esquina con Chapultepec, en la colonia Caracol, donde estaban colocadas varias patrullas de la policía de Monterrey.
Entre los afectados se encuentran Lucinda Sepúlveda García, directora electa de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y su hermana Florinda, de los mismos apellidos.
También se reportaron lesionadas María Eugenia Díaz Galindo y María Concepción Guerra Rodríguez.
La mujer policía herida es María Patricia Beltrán Velázquez.
Los hechos ocurrieron cuando un auto pasó donde estaba el filtro de revisión y del interior una persona arrojó una granada que cayó junto a las patrullas 381 y 382, estacionadas a un costado del carril en dirección de sur a norte.
Las esquirlas alcanzaron a las hermanas Sepúlveda que se encontraban en ese momento en la acera donde ocurrió el incidente.
Las dos fueron trasladadas al Hospital Universitario. No se dijo a qué nosocomio fueron llevadas las otras mujeres que, aparentemente, esperaban el camión en un paradero cercano a la explosión.
La mujer policía resultó con lesiones leves.
Un automóvil Nissan negro estacionado a un lado de las patrullas también resultó afectado por esquirlas.
Después del ataque, el área fue acordonada por elementos del Ejército.
Esta misma noche, el rector de la UANL, Jesús Ancer, confirmó que la afectada es la directora electa de Comunicación que en breve entraría en funciones, y mencionó que la funcionaria universitaria se encontraba fuera de peligro, al igual que su hermana.
El rector, quien es médico, describió el estado de Lucinda: “Recibió heridas por esquirlas de granada de fragmentación en ambas piernas, está estable, no ponen en riesgo la vida, está dentro del proceso con daño menor”.
Enseguida reprobó el hecho criminal y recordó que esta es la segunda ocasión en que personas allegadas a la universidad son afectadas por la inseguridad.
“Reprobamos esta acción de violencia donde no vemos involucrados por segunda ocasión, en un año aproximadamente. Primero la muerte de la estudiante de Artes Visuales, Lucy Quintanilla, quien fue asesinada en Morelos, y ahora esta maestra sufre daños”, acusó.
Se refería también a la muerte de Lucila Quintanilla, asesinada a balazos el 6 de octubre pasado cuando caminaba por la calle Morelos, en el centro de Monterrey. Sicarios intentaron asesinar a un celador y por error acribillaron a la estudiante.

mav
-fin de texto-

Comentarios