El PRI impugnará la elección de Guerrero; Añorve anuncia gira de "agradecimiento"

lunes, 31 de enero de 2011

ACAPULCO, Gro., 31 de enero (apro).- El candidato de la coalición Tiempos mejores para Guerrero, Manuel Añorve, acusó al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, de interferir en el proceso electoral para favorecer a Ángel Aguirre Rivero, de la coalición Unidos por Guerrero (PRD, PT y Convergencia), mientras el representante priista en el Instituto Electoral del estado (IEEG), Roberto Torres, anunció que impugnarán los resultados.
    Sin el discurso triunfalista del final de la jornada electoral del domingo, visiblemente devastado, Añorve anunció una gira por el estado para “agradecer” el apoyo a su candidatura.
    El alcalde con licencia de Acapulco, obtuvo 512 mil 830 votos, que representan 42.74%, contra 671 mil 012 sufragios, equivalentes al 55.92% de su contrincante, su primo, Ángel Aguirre.
    A pesar de que la diferencia de votos es de 158 mil 182 votos, con 99.61% de casillas computadas, Añorve Baños dejó en manos de las dirigencias de los partidos que lo impulsaron en la coalición (PRI-PVEM-Panal) la impugnación del proceso electoral de este domingo.
    Al respecto, en Chilpancingo, la capital del estado, el representante de la coalición Tiempos mejores para Guerrero (PRI, PVEM y Nueva Alianza), Roberto Torres Aguirre, anunció que impugnarán los resultados de la elección, debido a la participación del gobierno federal y del Distrito Federal para beneficiar a Aguirre rivero.
    Según Añorve la de ayer fue una “elección inequitativa, llena de actos dolosos y de mala fe” en su contra, en la que, dijo, hubo compra y coacción de votos, hechos de los que responsabilizó a delegados del gobierno capitalino destacamentados en la entidad.
    Sin mostrar documento alguno, el excandidato informó que tenía más de 100 denuncias con pruebas documentales de las supuestas irregularidades del proceso electoral, que demuestran que los enviados de Ebrard “se aprovecharon de la pobreza de la gente”.
    Como ejemplo de las presuntas irregularidades, Añorve señaló la tarjeta distribuida entre los simpatizantes de Aguirre, “la cumplidora”, que, en los hechos, es “un condicionamiento del voto para recibir beneficios a partir del primero de abril”, fecha en la que tomará posesión el gobernador electo.
    Acusó a su primo, el candidato de la coalición Guerrero nos une, de espiar y hackear su información, debido a que en declaraciones públicas los perredistas afirmaron que tenían la base de datos de los promotores del voto.
    También acusó a los integrantes de la coalición opositora de ser responsables de la “guerra sucia” en su contra, que se redujo en la publicación de los dichos de un testigo protegido, quien habría declarado a la Procuraduría General de la República (PGR) que su campaña fue financiada con recursos del narcotráfico.
    Al  terminar de dar su posicionamiento, evento en el que estuvieron un centenar de promotores de voto y de simpatizantes, Añorve no quiso responder si regresaría a la alcaldía de Acapulco.
    Añorve fue seguido por los reporteros que le cuestionaban por la ausencia de dirigentes del PRI en su conferencia, así como del apoyo que tendría sus denuncias en tribunales electorales y quién financiaría su recorrido por el estado.
    Visiblemente descompuesto por el fracaso electoral, Añorve aseguró que cuenta con el apoyo de la dirigencia nacional para impugnar la elección e, irónico, pidió apoyo económico los reporteros para recorrer el estado.
    Mientras tanto, en Chilpancingo, la capital del estado, el gobernador Zeferino Torreblanca Galindo reconoció el virtual triunfo Aguirre Rivero, y llamó al PRI a manifestar su inconformidad a través de los organismos electorales.
En conferencia de prensa, Torreblanca recordó que todos están obligados a respetar la voluntad popular y canalizar las diferencias por los cauces legales.
El titular del Ejecutivo, que terminará su periodo el próximo 31 de marzo, dijo que ante "los augurios catastrofistas" y "la guerra sucia" que caracterizó, antes y durante, este proceso electoral, la elección de este domingo se desarrolló "sin sobresaltos".
A reserva de esperar los resultados oficiales que emitirá el órgano electoral, el próximo domingo, Torreblanca expresó su reconocimiento a Aguirre, "quien hasta este momento va arriba de las preferencias".
“De igual forma, y anticipando cualquier expresión que pudiera cuestionar la limpieza del proceso, convoco a los diferentes actores políticos a respetar los cauces legales y conducirse a través de los organismos electorales", agregó.
    Por la mañana, el representante de la coalición Por tiempos mejores para Guerrero, Roberto Torres Aguirre, anunció que impugnarán los resultados de la elección.
    Al reanudarse la sesión permanente del Instituto Electoral del Estado de Guerrero (IEEG), Torres Aguirre explicó que la decisión de acudir ante los tribunales electorales, es para dejar precedente de lo que ocurrió en Guerrero, antes y durante la jornada electoral, y evitar que en las próximas elecciones que se realizarán en otras entidades, se repita este escenario, que calificó como la "ilelgalidad de los actores políticos nacionales".

 

Comentarios