Llaman a comparecer a Blake y al director del INM por migrantes desaparecidos

martes, 4 de enero de 2011

MEXICO, D.F., 4 de enero (apro).- La Primera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión acordó llamar a comparecer al secretario de Gobernación, Francisco Blake, y al director del Instituto Nacional de Migración (INM),  Salvador Beltrán del Río, para que informen sobre el caso de las investigaciones de los 42 migrantes centroamericanos desaparecidos en Oaxaca y las medidas de protección a los migrantes extranjeros.

Heliodoro Díaz Escárraga, presidente de la Primera Comisión, dijo que el gobierno federal, “como en la gran mayoría de los casos en los que se reportan ilícitos cometidos por la delincuencia organizada, poco sabe, poco avanza o poco informa, toda vez que ha caído en una serie de contradicciones, pues primero niegan los hechos, luego los reconocen, redactan comunicados, se ofrece investigar, se lamentan los sucesos y de esta manera se crean confusiones y enredos con cero resultados”.

Sobre la desaparición de los 42 migrantes, dijo que la opinión pública, los legisladores federales, los gobiernos de Guatemala, El Salvador y Honduras y las familias de los secuestrados, deben saber cómo se protegerá a quienes desde otros países cruzan México.

El objetivo de llamar a comparecer a los funcionarios es para que expliquen la política migratoria para proteger a los migrantes y evitar casos como el de los 42 que están desparecidos o el de los 72 migrantes centroamericanos asesinados por el crimen organizado.

“Queremos que nos digan cómo se coordinarán las autoridades federales con las estatales y municipales; ¿qué planes se tienen para depurar al personal operativo del Instituto Nacional de Migración y paliar la corrupción que priva? ¿De qué manera se dará seguridad en nuestras rutas migratorias y cómo se impedirá que trenes cargueros de México sean usados como medio de transporte por los migrantes extranjeros?”, añadió.

Dijo que corresponde al secretario de Gobernación conducir la política de población y vigilar el cumplimiento de los preceptos constitucionales por parte de las autoridades del país, en especial en lo que se refiere a las garantías individuales.

En cuanto al director del INM, Díaz Escárraga consideró que debe presentarse ante los legisladores federales para detallar sobre lo que hace y lo que hará para enfrentar satisfactoriamente los problemas que se han presentado en las últimas fechas.

“Amnistía Internacional, con datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, informó que en 2010 fueron secuestrados en México alrededor de 20 mil migrantes extranjeros, principalmente centroamericanos, y de acuerdo con la mayoría de los testimonios, en la mayoría de los casos las autoridades encargadas de dar seguridad y procurar el respeto de las garantías individuales de los migrantes, actuaron contradictoriamente, en complicidad con los autores de los plagios”, señaló.

 Incluso, dijo, el mismo director del INM reconoció el pasado 27 de diciembre que durante el último año fueron reportados 222 secuestros de migrantes centroamericanos en territorio mexicano.

“Estas cifras son fiel reflejo de la alarmante y preocupante inseguridad que se vive en el país, así como de la nula protección que debiera darse a quienes, con el propósito de llegar a Estados Unidos, cruzan nuestro territorio, y la corrupción inoperante en los cuerpos policiales de todos los órdenes de gobierno, a lo largo de las rutas migratorias mexicanas”, dijo.

Afirmó que, a tres semanas de la desaparición de los migrantes centroamericanos en Oaxaca, “poco se sabe de lo que ha hecho el gobierno federal para esclarecer lo ocurrido”.

“Hasta hoy, las secretarías de Gobernación y de Relaciones Exteriores, así como la Procuraduría general de la República y el gobierno del estado de Oaxaca, no han atinado a dar a conocer el paradero de las víctimas”, añadió.

El llamado para que comparezcan los funcionarios federales deberá ser aprobado el próximo 12 de enero por el pleno de la  Comisión Permanente.