Cancela EU entrega de equipo militar a México

jueves, 6 de enero de 2011

WASHINGTON, 6 de enero (apro).- El gobierno de Estados Unidos reiteró su compromiso de seguir apoyando al de México en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, pero dijo que, bajo la Iniciativa Mérida,  la asistencia dejará de ser en la entrega de equipo militar.

“Hemos cambiado el foco de concentración de la Iniciativa Mérida de la entrega de equipamiento a proveer más entrenamiento y asistencia técnica (a las Fuerzas Armadas y policía mexicana)”, declaró Arturo Valenzuela, subsecretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental en el gobierno de Barack Obama.

“También estamos asistiendo a México a institucionalizar las reformas al sector judicial para sustentar la aplicación de las leyes, el respeto a los derechos humanos y construir instituciones fuertes, que son la base para combatir el negocio de las drogas”, subrayó Valenzuela en el discurso que ofreció ante académicos de la Institution Brookings, en esta ciudad.

El funcionario del Departamento de Estado a cargo de las relaciones con los países de América Latina y el Caribe, enfatizó que Estados Unidos y México han construido una fuerte alianza en los últimos dos años, en parte debido a la cooperación binacional para desmantelar a las organizaciones y grupos del crimen transnacional que afecta la seguridad de ambas naciones.

Valenzuela recordó que el Congreso federal estadunidense ha otorgado a México unos mil 500 millones de dólares en ayuda para combatir al narcotráfico por medio de la Iniciativa Mérida. De esos fondos, la mayoría ha sido para equipo militar (ocho helicópteros) y tecnológico para información de inteligencia.

“Se entrenó a más de 6,700 policías federales y unos tres mil ministerios públicos y autoridades judiciales”, dijo Valenzuela.

Hace dos años cuando asumió la presidencia de Estados Unidos, Obama afirmó que seguiría apoyando al gobierno de México en la lucha contra el narcotráfico, pero con más recursos para el entrenamiento de policías y militares, con sistemas de espionaje y vigilancia, así como con capacitación en materia de derechos humanos y la aplicación de la ley; en lugar de continuar con la entrega de equipo bélico para Ejercito mexicano.

“Además, Estados Unidos está incrementando sus esfuerzos internos en materia de la aplicación de la ley, para desmantelar a las redes mexicanas de tráfico de drogas que están en nuestro país, y al tráfico ilegal de armas y dinero procedente de las drogas que va hacia México”, añadió.

Comentarios