Frustran EU y México asesinato de embajador de Arabia Saudita

martes, 11 de octubre de 2011
WASHINGTON (apro).- El gobierno de Estados Unidos anunció la desarticulación de un complot terrorista para asesinar al embajador de Arabia Saudita en Washington, en el que presuntamente participaría un informante de la DEA que se hizo pasar como integrante de un violento cártel del narcotráfico trasnacional. En rueda de prensa, el procurador general estadunidense Eric Holder denunció el complot terrorista y acusó al gobierno de Irán y a dos ciudadanos de ese país de la autoría del plan para asesinar al diplomático saudí. “Manssor Arbabsiar, un ciudadano naturalizado de Estados Unidos, con pasaporte iraní y quien fue arrestado el mes pasado en Nueva York, está acusado de trabajar con una fracción del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán para llevar a cabo un asesinato por encargo a nivel internacional, que tenía como objetivo al embajador de Arabia Saudita”, declaró Holder. El gobierno de Barack Obama sostuvo que el complot fue desmantelado por el resultado del trabajo del Buró Federal de Investigaciones (FBI) y la Administración Federal Antidrogas (DEA), así como por la colaboración del gobierno de México. De acuerdo con el encausamiento judicial que presentó el Departamento de Justicia a la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, junto a Arbabsiar y al gobierno de Irán, se acusa también a Gholam Shakuri del fallido ataque terrorista en contra el embajador de Arabia Saudita en Washington, Adel Al-Jubeir. Los documentos develados por el Departamento de Justicia sostienen que, el pasado mes de mayo en la Ciudad de México, Arbabsiar se reunió con un “informante” de la DEA que se presentó como presunto narcotraficante para hacer los arreglos sobre el asesinato de Jubeir. El diplomático árabe presuntamente sería asesinado en territorio estadunidense con el uso de explosivos. “A principios de esta primavera, Arbabsair se entrevistó con un informante confidencial de la DEA, quien se presentó como un socio de un violento cártel del tráfico internacional de drogas”, explicó Holder en la conferencia de prensa. Este encuentro en México, según el procurador de Justicia estadunidense, fue el primero de una serie para la conspiración internacional enfocada a asesinar el diplomático de Arabia Saudita, en la cual el gobierno de Irán se habría comprometido a pagar un millón y medio de dólares para cumplir con el propósito criminal. “El desmantelamiento de este presunto complot marca el alcance de un objetivo significativo por parte de nuestras agencias de inteligencia, y de la cooperación con nuestros aliados en el gobierno de México”, resaltó Holder. El encausamiento indica que como resultado de la reunión que se celebró en mayo pasado en la Ciudad de México, entre Arbabsair y el “informante confidencial” de la DEA, se acordó el pago de un enganche de 100 mil dólares por el asesinato del embajador saudita. El adelanto del pago por el complot terrorista se depositaría en una cuenta bancaria en Nueva York. Los cargos presentados ante la Corte Federal contra Arbasair y Shakuri son conspiración para asesinar a un funcionario extranjero, conspiración para usar un arma de destrucción masiva y conspiración para cometer un acto terrorista. Holder indicó que Arbabsair fue detenido en Nueva York el pasado 29 de septiembre, y que Shakuri es un fugitivo de la justicia, quien presuntamente se encuentra en Irán. En la rueda de prensa también participaron Robert Mueller, director del FBI; Lisa Monaco, subprocuradora de Seguridad Nacional, y Preet Bharara, fiscal federal en la Corte del Distrito Sur de Nueva York. El gobierno de Irán reaccionó a la noticia del desmantelamiento del complot sosteniendo que todo era una “fabricación” del gobierno de Estados Unidos. El director del FBI explicó que aunque el presunto complot suena como a “guión de Hollywood”, de haberse llevado a cabo hubiera tenido un impacto muy real y se hubieran perdido muchas vidas en el ataque. Cuestionado sobre el papel que jugó el gobierno mexicano en el desmantelamiento del complot, Holder indicó que agradecía a las autoridades mexicanas por su cooperación. “Pero no quiero ser más especifico sobre cuál fue la naturaleza de la cooperación, pero fue significativa y sin ella creo que no hubiésemos alcanzado lo que logramos hoy”, reveló Holder. El periódico Los Angeles Times publicó en su página de Internet que el “informante confidencial” de la DEA que se reunió Arbabsair en la Ciudad de México es una persona acusada de delitos relacionados con narcóticos. El diario revela que bajo la operación Coalición Roja, el informante confidencial de la DEA aceptó reunirse con el iraní para además hacerse pasar por un integrante del cártel de Los Zetas.

Comentarios