Rechaza AMLO coaliciones; "no a la simulación", dice

martes, 11 de octubre de 2011
WASHINGTON (apro).– Andrés Manuel López Obrador, el excandidato presidencial y líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), rechazó de manera tajante la formación de coaliciones políticas en México para sacar adelante programas de gobierno. “No podemos permitirlo, no debemos dejarnos engañar con coaliciones o frases que representen en el fondo lo mismo”, declaró López Obrador en la sesión de preguntas y respuestas, luego de su discurso en el Centro Woodrow Wilson, en Washington, la capital de Estados Unidos. “Este régimen ya se pudrió, ya dio de sí”, subrayó López Obrador, invitado por el Instituto México del Centro Woodrow Wilson para participar en su serie de ponencias de su programa Diálogos con México. “Ya no se puede esperar nada bueno… nosotros no podemos ir en alianza, coalición ni con el PRI ni con el PAN”, agregó el excandidato presidencial. También exjefe de Gobierno del Distrito Federal, López Obrador calificó la propuesta de gobiernos de coalición lanzada por 46 intelectuales, líderes políticos y académicos como “más de lo mismo”. “Nosotros estamos intentando abrir un camino del todo nuevo. Ya no a la simulación, ya no al engaño; ya no a más de lo mismo. Así con toda franqueza”, puntualizó López Obrador. En su primera visita a la capital de Estados Unidos, el líder de Morena acotó que detrás del esquema de coalición están los intereses de los empresarios, “a quienes ya no les sirve Felipe Calderón”, y quieren o consideran que el regreso del PRI a la Presidencia de México es la solución a los problemas del país. López Obrador subrayó que las políticas implementadas en los últimos 28 años, son las responsables de la precaria situación económica y de inseguridad que viven los mexicanos. Esas políticas, sobre todo a las instrumentadas por Calderón, consideró, son las responsables de los más de 50 mil muertos que ha generado la violencia relacionada con el trasiego de las drogas. Sin embargo, al ser cuestionado sobre si se debería responsabilizar judicialmente a Calderón por los muertos que ha generado su estrategia militarizada de combate al narcotráfico, López Obrado dijo que eso no es lo que pretende, por lo menos, su organización. “Nosotros lo que buscamos es justicia, no venganza. Nosotros queremos inaugurar una etapa nueva, no nos mueve el rencor, el odio. Lo que queremos es sacar a México del atolladero”, añadió. Cambio “sustancial” en relación bilateral Antes, durante su ponencia, López Obrador se pronunció por un cambio “sustancial” en la relación bilateral que dé prioridad al desarrollo, en lugar de la cooperación policíaca y militar. “Con claridad lo decimos: nuestra propuesta es obtener más recursos y cambiar las prioridades: lo primero debe ser el desarrollo y el empleo”, dijo López Obrador. En ésta su primera visita a la capital estadunidense, López Obrador aclaró que no hablaba ni en “calidad de candidato ni precandidato” a la Presidencia de México, sino como líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). “No es con asistencia militar o con labores de inteligencia ni con envíos de helicópteros y armas, como se remediará el problema de la inseguridad y de la violencia en nuestro país”, machacó el exjefe excandidato presidencial y exjefe del Gobierno del Distrito Federal. “En el fondo, lo que se requiere es que Estados Unidos amplíe y, sobre todo, reoriente su ayuda oficial a México”, subrayó. López Obrador destacó también que bajo el esquema de cooperación actual con Estados Unidos, México únicamente está fortaleciendo políticas coercitivas, bajo el esquema del combate militarizado que lleva a cabo el gobierno de Felipe Calderón. En este aspecto, apuntó que Estados Unidos ofrece poca asistencia a México, apenas unos 478 millones de dólares, de los cuales 450 se destinan para el combate al crimen organizado a través de la Iniciativa Mérida. “Para ilustrar mejor lo que queremos, sirva de ejemplo un contraste de lo que pasa actualmente, con lo que deseamos que suceda en el futuro”, anotó. “Hace unos días, apareció por primera vez en público el nuevo embajador de Estados Unidos (Tony Wayne) en México para entregar helicópteros militares a la Armada de nuestro país. En vez de esta imagen, quisiéramos que el embajador estuviera presente, en un día no muy lejano, en la entrega de cheques del Banco Norteamericano (sic) de Desarrollo para financiar proyectos como el de reforestación de la selva lacandona”, matizó el líder de Morena. Aceptó también que con Estados Unidos, México debe siempre mantener una relación cordial, basada en el respeto a la soberanía e independencia de cada nación. Indicó también que lo que se necesita en el país para contener la violencia, es invertir más en políticas humanas y sociales; en el combate a la corrupción y en la creación de empleo para disminuir, con ello, el flujo migratorio de mexicanos hacia Estados Unidos. López Obrador aprovechó su planteamiento de cambio sustancial en la relación bilateral con Estados Unidos, para hacer un llamado al presidente Barack Obama a que cumpla su promesa de campana de que regularizaría la situación migratoria de los mexicanos que viven ilegalmente en este país. “Los mexicanos que vienen a buscarse la vida a Estados Unidos, lo hacen por necesidad, no por gusto. Lo arriesgan todo para tener un trabajo, y mitigar su hambre y su pobreza”, afirmó.

Comentarios