Sanciona Función Pública a cuatro directivos de Pemex

martes, 11 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de la Función Pública (SFP) sancionó a cuatro directivos de Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes provocaron un daño a la paraestatal por un millón 750 mil dólares, producto de la venta de gasolina a precios más baratos. La dependencia informó que fue destituida e inhabilitada Rocío Cárdenas, directora general de PMI Comercio Internacional, por un periodo de diez años para trabajar en el gobierno federal, y también se le impuso una multa por 283 millones 942 mil pesos. La SFP precisó que la funcionaria fue sancionada por estar implicada en la venta de la gasolina cuando fungía como directora comercial de Refinados de Pemex. Otros de los sancionados es Alejandro Tello, quien se desempeñaba como gerente comercial de Gasolinas y Componentes de PMI. La SFP decidió su destitución, inhabilitación por diez años para trabajar en el gobierno federal y multa por 12 millones 35 mil pesos. Mientras César Elías Covarrubias, encargado de despacho de la Dirección Comercial de Refinados de PMI, fue sancionado con destitución, inhabilitación por diez años para trabajar en el gobierno federal y multa por 85 millones 65 mil pesos. En tanto Alberto Olimón Salgado, subdirector comercial de Gasolinas y Componentes de PMI, fue sancionado con destitución, inhabilitación por diez años para trabajar en el gobierno federal y multa por 170 millones 683 mil pesos. La SFP informó que, de acuerdo con una investigación a la Subdirección de Gasolinas y Componentes de PMI, se detectó que los cuatro directivos autorizaron un descuento, excesivo e injustificado, en la venta de gasolina cóquer, a favor de las dos empresas de compra-venta de hidrocarburos más grandes del mundo. Esta acción generó un daño a Pemex estimado en 1.75 millones de dólares, calculado a partir de la diferencia entre los ingresos por la venta, y los costos del combustible y de la venta. Además, si PMI hubiera vendido la gasolina cóquer a precio de mercado, habría percibido 24.3 millones de dólares, por lo que el perjuicio es equivalente a esa cantidad. En la investigación, la SFP descubrió que la entonces directora comercial de Refinados omitió informar con detalle el estado de pérdidas y ganancias reales y los resultados de las operaciones comerciales al Comité Interno de PMI. También detectó otras irregularidades en las operaciones de compra-venta de gasolina cóquer, como la falta de oferta del producto a diferentes clientes, así como la ausencia de estrategias y de actividades adecuadas de comercialización.