Reprueba Juan de Dios Castro denuncia contra Calderón ante La Haya

jueves, 13 de octubre de 2011
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El subprocurador de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), Juan de Dios Castro Lozano, consideró “una mezquindad política” la intención de demandar al presidente Felipe Calderón por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya, debido al cruento saldo dejado por el combate al crimen organizado. Consideró un mero “afán de figurar” el anuncio que la víspera hicieron un grupo de ciudadanos, representantes de organizaciones no gubernamentales, juristas, académicos y periodistas sobre su propósito de denunciar ante la CPI a Calderón, así como a los secretarios de Seguridad Pública, de la Defensa Nacional y de Marina, Genaro García Luna, Guillermo Galván y Francisco Saynez, respectivamente, incluidos narcotraficantes como Joaquín El Chapo Guzmán. “Siento que en algunos es afán de figurar, los anónimos, en los destacados, de afán de lograr utilidad política mezquina en algo que por supuesto no tendrá ningún resultado positivo a sus pretensiones”, pronosticó. Y destacó que el gobierno de Calderón “ha dado ejemplo a Estados Unidos y al mundo en el combate frontal que ha emprendido en contra de la delincuencia organizada”. Sobre la posibilidad de que el asunto sea utilizado por los partidos opositores al régimen en la puja electoral, Castro Lozano resaltó que el tema del crimen organizado y la seguridad pública “nos aqueja y es un grave problema para el país. “Es un tema sobre el que todos los partidos políticos contendientes deben expresar sus propuestas, coincidentes o no con las del presidente Calderón, y deben definirse, porque dicen que está mal el presidente, pero nunca dicen cuál es la propuesta correcta”. Posteriormente, durante un encuentro con jóvenes de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), el funcionario de la PGR ponderó la lucha del gobierno federal contra la delincuencia organizada. “El presiente Calderón se encontró con este problema: ´Me hago guaje como todos los demás y voy pa’tras, los dejo hacer y no pasa nada´. Es un secreto a voces pero no hay muertes, no hay decapitados, no hay ejecutados y no hay nada. O le entro al toro por los cuernos aunque pierda mi popularidad y mi partido las próximas elecciones. El prefirió tomar el toro por los cuernos”, justificó. “Prefirió atacar de fondo que pactar”, recalcó y criticó las voces como las de los expresidentes Vicente Fox, que opinó que se debe pactar con el crimen organizado, o Ernesto Zedillo, que se pronunció a favor de legalizar las drogas para poner fin a la violencia. “Yo quiero saber, si pactan ahorita, ¿qué dirían los familiares de los miles de muertos por el crimen organizado, los miles de secuestrados, cuando ven a sus secuestradores, o una amnistía como dijo el presidente Fox?”, cuestionó. E insistió en su defensa a la estrategia de Calderón “por dos razones: este problema no empezó el 1 de diciembre de 2006, este problema empezó en el siglo pasado; por décadas, México era país de tránsito, lo dije, la delincuencia, todo se arreglaba con gobernadores, con procuradores, con todos, pero éramos un país de tránsito. “No era un problema tan grave como dice el expresidente Fox, lo dejaban pasar y ahora que se frieguen. Estados Unidos es el principal consumidor de drogas en el mundo, pero en la década de los noventa los narcos, los capos, empezaron a pagar en especie, se empezó a comercializar, a traficar, la venden”, sostuvo. Añadió que “mientras más adictos, más ventas; mientras más ventas, más utilidades. Entonces ya llegó a nuestros niños de sexto, de secundaria, de preparatoria. Entre los 9 y 21 años es el gran riesgo de nuestra niñez y juventud”. Confesó que aunque fue consejero legal de Vicente Fox y le tiene aprecio, no comparte sus ideas. “Con el presidente Fox yo fui su consejero legal y le tengo aprecio y lo quiero, aunque no comparto algunas de sus ideas, por supuesto; de cada 10 no comparto 11”, acotó.

Comentarios