Llama SRE a países mesoamericanos a cerrar filas contra el crimen

lunes, 17 de octubre de 2011
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., (apro).- La canciller mexicana, Patricia Espinosa Castellano, conminó a sus homólogos de los 10 países que conforman la Cumbre Tuxtla a “cerrar filas” para luchar en contra del crimen organizado internacional que, dijo, pretende “desestabilizar” y “socavar” a las instituciones. La titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) hizo la advertencia en el marco de la Reunión Ministerial Preparatoria de la XIII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, que se inauguró la mañana de este lunes, donde se busca firmar acuerdos previos rumbo a la cumbre en la que participarán los jefes de Estado, en noviembre próximo, en esta misma ciudad. A través de los cancilleres de Panamá, Guatemala, Nicaragua y Costa Rica, además de los vicecancilleres de Belice, Colombia, República Dominicana, Honduras y el Salvador, Espinosa urgió a todos esos países a incluir en su agenda nacional el combate al narcotráfico y el crimen organizado, presente también en sus naciones. Reconoció que "a pesar de los avances logrados, enfrentamos muchísimos retos, y uno de los más importantes es el cuestionamiento social a las instituciones democráticas, debido al avance de la delincuencia organizada". Por ello, la canciller mexicana sostuvo que "además del gran reto de consolidar nuestras democracias, tenemos que enfrentar juntos otros desafíos que amenazan con socavar nuestras instituciones. La delincuencia organizada trasnacional es uno de ellos", apuntó. Ante esta amenaza, prosiguió, los países de la región deben profundizar en la cooperación. De acuerdo con la funcionaria, México considera que a través de esta reunión ministerial, y posteriormente con la Cumbre Tuxtla de noviembre próximo, nuestros países “deben refrendar su compromiso y total respaldo a la institucionalidad democrática conquistada y su total rechazo absoluto a quien intente desestabilizar las instituciones”. Propuso reforzar la gobernabilidad democrática de estas naciones, donde el avance se vea reflejado en el desarrollo social de los gobernados. “Además del gran reto que enfrentan nuestras democracias, debemos luchar juntos para enfrentar otros desafíos que amenazan con socavar nuestras instituciones. La delincuencia organizada transnacional es uno de ellos, por eso debemos profundizar nuestra cooperación al respecto”, insistió la canciller mexicana. Añadió: “Debemos, en suma, trabajar intensamente para que los temas vinculados con la integración económica, la cooperación, la consolidación democrática y la seguridad de nuestros países, se vean reflejados en la agenda de este mecanismo”. Además, Espinosa Cantellano señaló que "ante las profundas desigualdades que prevalecen en la región, la gente espera no sólo democracia, sino también desarrollo. Ve muy bien los avances democráticos, pero los quiere acompañados de mejoras en sus niveles de vida. No hay en efecto democracia que se sostenga sin un desarrollo firme que beneficie a todos", puntualizó. En la reunión de este lunes, en la que se dieron cita los cancilleres y comisionados presidenciales al Proyecto Mesoamérica, que conforman los países de Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana, Espinosa Cantellano recordó los 20 años que han pasado desde que se creó la Cumbre Tuxtla en esta misma ciudad y que tuvo como eje lograr la paz en los países centroamericanos con conflictos. En 1996, a la Cumbre Tuxtla se adhirieron Panamá y Belice, y Colombia y República Dominicana lo hicieron en 2009. Después de 20 años, la Cumbre trae como agenda cuatro puntos medulares: democracia y seguridad regional, avances del Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica, cooperación regional y desarrollo económico.