Maestros de Acapulco refrendan paro y alistan movilizaciones

lunes, 17 de octubre de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Trabajadores de la educación en Acapulco, quienes se mantienen en paro en protesta por la inseguridad en ese destino de playa, advirtieron que no regresarán a las aulas y anunciaron una marcha más para este miércoles 19, movilización a la que se sumarán docentes de otras regiones. El movimiento magisterial porteño, donde participan 46 de los 104 delegados sindicales que comenzaron el paro laboral desde el 25 de agosto, aún mantiene cerradas 88 escuelas de nivel básico, acción que ha dejado sin clases a más de 8 mil estudiantes. En el momento más álgido de la protesta, el paro alcanzó a 466 escuelas de nivel básico y media superior, de los más de mil centros educativos que existen en el puerto, donde 3 mil 452 trabajadores de la educación de la región escolar Acapulco-Coyuca dejaron sin clases a 78 mil 621 alumnos, indican cifras oficiales de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG). En rueda de prensa en Acapulco, representantes del sector institucional y disidente del magisterio reiteraron que hasta el momento no hay garantías de seguridad para realizar su labor y rechazaron la propuesta del gobierno estatal de regresar a clases a cambio de la reunión que demandan con el mandatario Ángel Aguirre. Los paristas, que el miércoles 12 fueron desalojados por policías estatales y municipales después de mantener bloqueada la costera Miguel Alemán por más de cinco horas, demandaron un diálogo con las autoridades estatales y que éstas se desistan de las denuncias penales contra cuatro docentes que encabezan el movimiento y pertenecen al magisterio disidente. Por su parte, el procurador Alberto López Rosas informó esta tarde que los procedimientos penales contra los docentes porteños se mantienen en investigación, debido a que el ayuntamiento de Acapulco ratificó las denuncias por la obstrucción a la principal vía turística del puerto y la toma del edificio de la Subcoordinación de Servicios Educativos de la SEG en Acapulco.

Comentarios