Diez muertos en Durango, Hidalgo, Veracruz y Michoacán

miércoles, 19 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Al menos 10 personas perdieron la vida este miércoles, en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado. En Durango, un elemento de la Policía Municipal de San Bernardo –demarcación ubicada en la zona norte del estado– fue encontrado muerto de varios impactos de bala; su cadáver estaba junto a una carretera interestatal, cerca de su lugar de origen. El agente, identificado como Juan Antonio Arredondo Barraza, de 47 años, con domicilio en la cabecera del municipio en que trabajaba; tenía heridas en abdomen y cráneo, informó el Servicio Médico Forense. Fueron lugareños los que dieron con el cadáver, a la altura del kilómetro 3 de la carretera que une a San Bernardo con el poblado 5 de Julio; hasta el momento no se reportan personas detenidas como responsables de la ejecución. Por otra parte, una radio operadora de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz y un presunto delincuente murieron durante un ataque a una caseta de vigilancia y durante un enfrentamiento armado en la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río. Aunque las muertes se registraron en dos puntos distintos de la zona turística, tenían relación entre sí. De acuerdo con el Gobierno del Estado y la Secretaría de Marina, durante la mañana varios hombres dispararon desde un vehículo contra la caseta de vigilancia del sector 7 de la base Los Volcanes de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río. Durante el ataque pereció en el lugar una radio operadora de la corporación dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública estatal. Elementos del Ejército y la Armada de México implementaron un operativo para dar con los atacantes, a los cuales ubicaron a bordo de un vehículo Tsuru en la calle Donato Casas de esa misma colonia. Al marcarles el alto, los ocupantes del vehículo dispararon contra las fuerzas del orden, quienes repelieron la agresión y mataron a uno de ellos; otro más logró escapar a bordo de un taxi. En el automóvil fueron localizadas armas largas y cargadores, por lo cual se dio parte a la autoridad federal. En el estado de Hidalgo, policías municipales y ministeriales hallaron dos cuerpos calcinados en la comunidad de San Pedro Huaquilpan, del municipio de Zapotlán. La Secretaría de Seguridad Pública estatal informó que los cadáveres no han sido identificados y que personal de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del estado realiza pruebas químicas en los restos. De acuerdo con los primeros informes de la dependencia, los policías localizaron primero en el lugar un tambo con residuos de combustible, en el que, se presume, las dos personas fueron “cocinadas”. En el municipio de Escobedo, Nuevo León, hombres armados dispararon contra un bar, lesionando a por lo menos tres personas que se encontraban en el lugar. El ataque se produjo esta madrugada cuando un grupo de hombres con armas de grueso calibre se posicionó en la entrada del inmueble ubicado en la colonia Los Altos del citado municipio y comenzó a disparar contra empleados y clientes, informaron autoridades policiacas. Paramédicos de la Cruz Roja atendieron en el lugar a un hombre de 23 años, así como a una mesera y otra persona –ambos sin identificar– quienes resultaron con heridas de bala en brazos y piernas. Los lesionados fueron trasladados al Hospital Universitario de esta ciudad, en tanto que el bar y sus alrededores fueron acordonados por elementos de la Policía de Escobedo. En Michoacán, tres civiles y un militar, identificado como Jesús Bello Alemán, de 23 años, resultaron muertos en un enfrentamiento en Tancítaro, poblado ubicado a 30 minutos de Uruapan y zona controlada por “Los Zetas”. De acuerdo con el Ministerio Público de esa población serrana, el choque armado ocurrió hoy en las calles de Salazar 32, de la zona centro de Táncitaro. En tanto en el municipio de Aquila, Michoacán el subdirector de Seguridad Pública Manuel Rivera Ruiz, fue asesinado a balazos esta mañana a manos de su jefe, el titular de la corporación, Manuel Mendoza Ramírez. Testigos aseguraron que el homicidio ocurrió a las puertas de la dependencia policiaca, cuando Rivera Ruiz salía de las oficinas. Tras cometer el asesinato Mendoza Ramírez huyó, por lo que las autoridades emprendieron su búsqueda pero  horas después el jefe policiaco fue encontrado ejecutado.

Comentarios