Retienen en Nuevo León a 157 policías en operativos 'sorpresa'

domingo, 2 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Un total de 157 policías de las corporaciones de Seguridad Pública de los municipios de Santa Catarina, Apodaca, Pesquería y Mina fueron retenidos en operativos ‘sorpresa’ en Nuevo León este viernes y sábado, de los cuales 27 ya fueron liberados y 18 quedaron bajo arraigo. Los retenidos serán sometidos a pruebas de control de confianza y no se descarta que alguno pudiera estar involucrado en hechos ilícitos, por lo que podrían ser llamados a declarar, de acuerdo con información de las autoridades estatales. Funcionarios municipales precisaron que algunos agentes fueron dados de baja por abandono de trabajo. La Secretaría de Gobernación anticipa reuniones con los gobiernos de Veracruz, Guerrero y Tamaulipas para definir estrategias que refuercen el combate a la delincuencia organizada.   Los operativos   Elementos del Ejército y la Marina detuvieron este sábado a más de un centenar de policías preventivos de los municipios de Apodaca, Pesquería y Mina, en Nuevo León, informaron fuentes policiacas. De acuerdo con un reporte preliminar, las fuerzas federales llegaron desde las 06:00 horas a las sedes de Seguridad Pública y Vialidad de dichos municipios para revisar el porte de armas y los edificios de las corporaciones. Lo anterior forma parte de los operativos implementados, en coordinación con el gobierno estatal, para investigar los presuntos vínculos de algunos policías con grupos del crimen organizado en la entidad. El informe señaló que en Apodaca fueron arrestados unos 80 elementos, en Pesquería 13 efectivos y el resto en Mina. Durante las últimas horas, todos los uniformados municipales están en calidad de presentados, rinden declaraciones y acreditan sus armas ante las fuerzas federales. Igualmente, personal especializado de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) realiza la aplicación de pruebas de confianza y psicométricas para detectar a los policías que no llenan el perfil. Trascendió que la mayoría de los policías requeridos tenían pendiente la última fase de las pruebas de control, y tuvieron que ser llevados de inmediato para acelerar el trámite.  

Comentarios