Salazar Mendiguchía suma tercer proceso penal; ahora por ejercicio indebido

jueves, 20 de octubre de 2011
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) acumuló un tercer proceso en contra del exgobernador del estado de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía, contra quien ejecutó una nueva orden de aprehensión, ahora por el delito de ejercicio indebido del servicio público. Este jueves, Salazar Mendiguchía fue notificado de la nueva orden de aprehensión en su celada del penal El Amate, donde fue recluido desde su detención, el pasado 7 de junio. El principal acusador de Pablo Salazar en su excolaborador Mariano Herrán Salvatti, quien fue fiscal de justicia en el sexenio pasado. Herrán Salvatti –zar antidrogas en el sexenio de Ernesto Zedillo–, se encuentra internado desde hace varias semanas en un hospital público de esta ciudad debido a su crítico estado de salud. Custodios de la PGJ del estado lo vigilan. La Procuraduría chiapaneca dio a conocer el delito que se le imputa la exgobernador se derivó luego de que se comprobara que Salazar Mendiguchía ordenó “iniciar cuantas averiguaciones previas fueran necesarias en contra de Florencio Madariaga Granados y otros exfuncionarios que laboraron durante la administración de Roberto Albores Guillén”. Detalló que de acuerdo con las investigaciones, el entonces gobernador de Chiapas ordenó a su fiscal Mariano Herrán, detener a Madariaga Granados porque se opuso a la aprehensión del exgerente general de la Comisión de Caminos del estado, Arturo López Martínez, quien también pasó varios años en prisión por presuntos actos de corrupción. La dependencia estatal señaló que se cumplimentó la orden de aprehensión girada por el juez segundo del Ramo Penal del Distrito Judicial de Tuxtla. El expediente penal de la PGJ, contiene la declaración ministerial de Herrán Salvatti, quien afirmó haber recibido instrucciones de Salazar Mendiguchía de iniciar averiguaciones previas en contra de diversos servidores públicos que laboraron en el gobierno interino de Roberto Albores Guillén, "ya que éste y sus colaboradores habían obstaculizado su campaña política, entre quienes se encontraban Arturo López Martínez y Librado de la Torre González". Actualmente, Salazar Mendiguchía enfrenta dos procesos penales más en su contra: uno por peculado de 104 millones de pesos; y el otro, por el homicidio de dos bebés en el Hospital General de Comitán de Domínguez en el año 2002.

Comentarios