Alerta máxima en Monterrey por coche-bomba

viernes, 21 de octubre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, informó que tanto autoridades locales como federales se pusieron en alerta máxima después del estallido de un coche-bomba, la madrugada de ayer, al paso de un convoy militar en esta ciudad. “Nosotros como autoridad estamos alertas al 100% por si esta situación pudiera repetirse. Han sido hasta ahora casos aislados, pero nosotros como autoridad tenemos que tomarlo con la mayor prioridad y con máxima alerta de todas las corporaciones”, puntualizó el mandatario estatal. El coche-bomba, un Tsuru negro con placas de Tamaulipas, estalló a las 04:50 del jueves en el cruce de las avenidas Revolución y Covarrubias, frente a un taller mecánico, sin que se reportaran lesionados. La explosión ocurrió metros antes de que pasara un convoy de tres camionetas con militares, quienes aparentemente eran el objetivo del atentado fallido. Medina de la Cruz confirmó que las investigaciones apuntan al personal militar como objetivo de la acción criminal. “Presuntamente pudiera haber sido un ataque dirigido a una corporación nacional o federal, como es el Ejército Mexicano, pero pudiera tener otro tipo de connotaciones en el aspecto local", dijo, sin mencionar qué grupo de la delincuencia organizada planeó el ataque. En tanto, diputados locales pidieron a las autoridades investigar el ataque, pues este tipo de agresiones, añadieron, escapan a la normalidad y deben ser analizadas minuciosamente para evitar que se repitan. Omar Pérez, de Acción Nacional, expresó que los servicios de inteligencia del Estado deben apresurarse para estar por encima de los grupos criminales. “El crimen organizado está avanzando de manera insospechada. Los grupos de inteligencia y contrainteligencia tendrán qué empezar a rendir resultados, no sólo para detectar problemáticas en algunos sectores de la ciudad, sino ir un paso adelante a la delincuencia”, sostuvo. El legislador, criminólogo de profesión, consideró necesario que las diversas áreas encargadas de combatir al crimen arrojen mejores resultados de inmediato. Por separado, César Garza, del PRI, consideró indispensable investigar el origen del atentado para prevenir futuros atentados similares. “Debe tener la misma atención que los hechos, por ejemplo, del Casino Royale. Hay que llegar al fondo de esta situación para poder reaccionar como ciudadanos y autoridades, midiendo claramente cuál es su origen y su magnitud”, afirmó. Tras la explosión de ayer, peritos de la Policía Federal analizaron el coche y recabaron muestras. Posteriormente, la unidad fue trasladada a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), en el municipio de Escobedo.