Jamás existió pacto electoral entre Calderón y Gordillo: Cordero

martes, 25 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- El aspirante a la candidatura presidencial del PAN, Ernesto Cordero, afirmó este martes que el PAN ganará solo la presidencia de la República en 2012, de la misma manera que –dijo– lo hizo Felipe Calderón en 2006, sin el apoyo de la dirigente magisterial Elba Esther Gordillo. “Si mal no recuerdo, en el 2006 el PAN fue solo, no tuvo alianza con el Panal y ganamos. Yo diría que no tenemos temor en ir solos, hemos demostrado que podemos ganar solos, lo vamos a volver a hacer si fuera el caso”, puntualizó. Cuando se le preguntó si podría buscar una alianza de facto con Elba Esther Gordillo, en caso de que el PAN no realice un pacto formal con Nueva Alianza, Cordero señaló: “Esas alianzas de facto son también leyendas urbanas, las alianzas se ven reflejadas en un papel de a cuerdo a la ley electoral y se ven reflejadas a todo lo que eso implica. Las leyendas de facto son medio leyendas urbanas”. Y agregó que la decisión de ir o no en alianza con otros partidos la deja en manos del CEN del Partido Acción Nacional. En conferencia de prensa, y cuando se le preguntó si teme a una posible alianza de la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) con el PRI, Cordero señaló que en 2006 la maestra no fue aliada del PAN, y que Felipe Calderón ganó a Andrés Manuel López Obrador por medio punto en las votaciones. Sobre las declaraciones que ayer hizo el dirigente nacional priista, Humberto Moreira, en el sentido de que van muy avanzadas las negociaciones para que su partido vaya en coalición con Nueva Alianza, el exsecretario de Hacienda soltó: "¿Quién le cree a Moreira, por favor?". Luego dijo que le llama la atención “cómo ante declaraciones de Moreira que ya hicieron una alianza con un actor político, todo mundo le crea”. En junio pasado, Elba Esther Gordillo reveló que su respaldo a Felipe Calderón para llegar a la presidencia de la República en 2006 se debió a que no podía ir “con el licenciado equis, por lo que me expulsaron del PRI”–en referencia a Roberto Madrazo Pintado–, y “el otro señor”–Andrés Manuel López Obrador– “no respondía, no quería hablar con nosotros”. En esa ocasión, la dirigente magisterial dijo que estaba convencida de lo que hizo en 2006, porque “yo no soy una mujer de arrepentimientos explícitos o manifiestos, soy una mujer de reflexiones y análisis, lo demás me lo reservo”. Y la historia “juzgará”. Confesó que con Felipe Calderón, entonces candidato presidencial del PAN, realizó “previos acuerdos de orden político” que no le avergüenzan: así llegó Miguel Ángel Yunes al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Roberto Campa al Sistema Nacional de Seguridad Pública y Francisco Yáñez a la Lotería Nacional. En conferencia de prensa, Gordillo admitió su responsabilidad. “Mea culpa, mea culpa. Siendo candidato el (ahora) presidente Calderón, hablamos de las reformas estructurales del país”, dijo. Y fue en ese momento cuando confesó que pactó la reforma del ISSSTE con el aspirante del PAN. “Me comprometí a impulsar con su gobierno la reforma social, de la seguridad social de los trabajadores”, dijo entonces. En ese escenario, añadió, ocurrió la sucesión “y llegamos al acuerdo de ir con el presidente Calderón por la Presidencia de la República, previos arreglos de orden político que no deben avergonzar a nadie. A mí no me avergüenzan, yo hago política”.

Comentarios