Deplora Nobel de Economía estrategia antidrogas de EU y México

jueves, 27 de octubre de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- El Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, cuestionó las políticas antidrogas de Estados Unidos y México porque “están plagadas de defectos”; en un caso, porque no ha sabido regular el consumo y, en el otro, porque no ha invertido tanto en educación, investigación, infraestructura, tecnología, ni ha sabido brindar oportunidades de empleo. Al término de su participación en el Encuentro Empresarial Nacional Más exigencia ciudadana, mejor democracia, Stiglitz destacó que “la política de Estados Unidos ha estado plagada de defectos (porque) se ha enfocado en ir de una fuente de abasto a otra, así que resuelve el problema de Colombia y el problema se aparece en otro lugar (México), así es que esa no es solución”. Mencionó que en Estados Unidos el consumo de drogas lo tratan de combatir encarcelando a un mayor número de jóvenes y lo que pasa es que se están creando nuevos criminales en lugar de hacer ciudadanos efectivos. Y es que la política de Estados Unidos la han puesto los dos partidos y “no es una política que funcione”, puntualizó. En cuanto a México, opinó que la violencia ha afectado mucho al país, no solamente en la parte de la economía, sino en todos los ámbitos, pues el principal papel del cualquier gobierno es proveer seguridad a sus ciudadanos. Sin embargo, “México también tiene un problema con el consumo doméstico y, al igual que en Estados Unidos, no hay una respuesta fácil respecto a cuál es la manera de lidiar con el consumo de drogas”. Consideró que “la educación es una de las respuestas; si hubiera más trabajos y oportunidades de empleos, habría menos consumo de drogas, porque creo que la gente que tiene una carrera significativa y muchas oportunidades tiene menos probabilidad de caer en ese comportamiento”. Sobre el movimiento de los “indignados”, opinó que la visión que comparte la gente joven es que el modelo económico no está funcionado para la mayor parte. Pese a que ha crecido el Producto Interno Bruto (PIB) en Estados Unidos, señaló, la mayoría de los pobladores son más pobres que hace una década y media. Insistió en que el modelo económico, que hace que los ciudadanos en su mayoría se queden estancados, no es muy bueno. Citó como ejemplo que en el Medio Oriente se tuvo un crecimiento favorable al igual que su pobreza, pero los beneficios no estuvieron llegando a la mayoría de la gente y ahora están enfrentando un verdadero rompecabezas porque ya probaron el socialismo y no les funcionó. También probaron una versión particular de economía del mercado y tampoco funcionó, y lo que se están preguntando es qué alternativa tienen y la respuesta es que probaron una versión defectuosa de economía de mercado, lo que podría llamarse versión neoliberal, en donde no había equilibrio suficiente entre gobierno y economía, añadió. En el caso de México, opinó que el impacto dependerá “de la magnitud de la recesión y de la forma que tome la crisis”. Recordó que en el 2008, una parte de la crisis fue el cierre del crédito y uno de los problemas en México es que el sistema de créditos no es tan sólido como en otros países, esto limita el crecimiento, pero también limita las consecuencias de la crisis. Por otra parte, dijo que México podría enfrentar mayores problemas en su economía si la crisis se acentúa, pues depende mucho del comercio y la economía de Estados Unidos, y depende mucho de los precios del petróleo. Entonces, “una crisis económica severa en el mundo traería precios más bajos del petróleo y traería consecuencias en el presupuesto, entonces, dependerá de la respuesta que se dé a esta situación, esto probablemente generará mayores problemas a la economía (de México)”.

Comentarios