Amplían sentencia hasta por 131 años a plagiarios de Wallace

viernes, 28 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Poder Judicial de la Federación incrementó las sentencias –de 78 y hasta 131 años de prisión– a cuatro de los integrantes de la banda que secuestró y asesinó al empresario Hugo Alberto Wallace Miranda. La condena más alta, de 131 años de prisión, fue para César Freyre Morales o José Antonio Hernández Lozano, El Yanqui, identificado como líder de la banda y responsable directo del secuestro y asesinato de Hugo Wallace. Además de los 131 años de prisión por los delitos de privación ilegal de la libertad, en la modalidad de secuestro, delincuencia organizada y portación de arma de uso exclusivo del Ejército, El Yanqui deberá cubrir el pago de una multa por mil 987 días de salario mínimo. En un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que el magistrado del Segundo Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito consideró fundados los agravios hechos valer por el Ministerio Público federal, por lo que decidió modificar la sentencia emitida inicialmente por el Juzgado Décimo Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal. Originalmente ese juzgado había otorgado una sentencia de 63 años y seis meses de prisión a Freyre y una sanción de siete mil 37 días de salario mínimo de multa. Sin embargo, a principios de enero de 2010, la directora de la Fundación Alto al Secuestro, Isabel Miranda, cuestionó la sentencia que impuso el juez federal a cuatro de los secuestradores de su hijo y pidió la intervención del Consejo de la Judicatura Federal (CJF). Por su parte, la PGR apeló el fallo judicial y en abril del mismo año logró que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitiera la solicitud que hizo el entonces procurador Arturo Chávez Chávez, para que ejerciera su facultad de atracción y revisara las sentencias, pues consideró que fueron mínimas y los secuestradores merecían penas más altas. Las sentencias para los otros tres condenados, que en principio oscilaban entre los 28 y 47 años de prisión, quedaron de la siguiente manera: Juana Hilda González Lomelí o Sandra Jiménez Gutiérrez recibió una condena de 78 años nueve meses de prisión y cuatro mil 292 días de salario mínimo de multa por su responsabilidad en los delitos de secuestro, delincuencia organizada, posesión de arma de fuego y cartuchos de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas. A Tony Castillo Cruz se le dictó una pena de 93 años y seis meses de prisión, y una multa de siete mil 675 días de salario mínimo de multa por su responsabilidad en el delito secuestro y delincuencia organizada. Mientras tanto, a Alberto Castillo Cruz le fue dictada una sentencia 93 años y seis meses de prisión y una multa de siete mil 775 días de salario mínimo por su responsabilidad en el delito de secuestro y delincuencia organizada. Hugo Wallace fue secuestrado el 11 de junio de 2005 en las instalaciones de Plaza Universidad, y aunque su madre denunció el hecho un día después ante la PGR y la Procuraduría del Distrito Federal, fue ella misma quien realizó la investigación y captura de los responsables del plagio y asesinato de su hijo, empleando recompensas económicas. Además de los cuatro condenados, Isabel Miranda de Wallace colaboró en la captura de Brenda Quevedo Cruz, quien fue detenida en la ciudad de Kentucky, en Estados Unidos, el 30 de noviembre de 2005, y fue extraditada a México en septiembre de 2009. Se le acusa de estar involucrada en el secuestro y asesinato de Alberto Wallace. El último capturado fue Jacobo Tagle Dobin, por quien Miranda de Wallace ofreció una recompensa de 250 mil pesos. Fue detenido el 4 de diciembre de 2010 por elementos de la Procuraduría de Justicia del Estado de México (PGJEM).

Comentarios