Consignan a fiscal de la Siedo por apoderarse de bienes, alhajas y autos asegurados

lunes, 3 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Una agente del Ministerio Público adscrita a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) fue detenida y arraigada por apropiarse indebidamente de dos camionetas de lujo, dinero en efectivo y alhajas incautadas durante un cateo efectuado en abril pasado. En un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR) informa que ya se ejerció acción penal en contra de Isabel Sánchez Hernández, por los presuntos delitos de robo agravado, operaciones con recursos de procedencia ilícita y contra la administración de justicia. Las investigaciones contra la agente del MP se iniciaron los primeros días de septiembre pasado, después de que en la PGR se recibiera una denuncia anónima, según la cual, Isabel Sánchez Hernández, agente del MP adscrita a la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y Falsificación o Alteración de Moneda, de la SIEDO, “se quedó” con varios bienes y dinero en efectivo de los cateos que ella misma realizaba. La funcionaria fue detenida infraganti el pasado 26 de septiembre, cuando viajaba en una camioneta Toyota Sienna modelo 2008 propiedad de un presunto “lavador de dinero” a quien ella investigaba. Al continuar las investigaciones, agregó la PGR, agentes de la Visitaduría General descubrieron en el domicilio de Sánchez Hernández una camioneta BMW, línea X6, modelo 2010. Ambas camionetas no figuran en al lista de los bienes asegurados enlistados en la averiguación previa integrada por la propia servidora pública. Por si fuera poco, los agentes descubrieron más de 800 mil pesos en efectivo y alhajas que, al parecer, también eran aseguradas en otros cateos realizados por Sánchez Hernández. Según la PGR, la agente estuvo detenida dos días y, posteriormente, fue consignada ante el juez séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales, el cual ejercitó acción penal por los delitos de peculado y ejercicio indebido del servicio público, ya que dispuso ilegalmente para uso personal de bienes asegurados. Fue recluida en el penal de Santa Martha Acatitla. Los delitos imputados no son considerados graves, por lo que el 29 de septiembre quedó en libertad bajo caución. Ese mismo día, fue presentada ante la Visitaduría General que determinó su detención “por caso urgente”, ante el riesgo de que se fugara. La PGR solicitó un arraigo de 40 días ante el juez especializado, quien concedió la medida cautelar para que la Procuraduría presente las pruebas necesarias para procesarla por los delitos contra la Administración de la Justicia, Robo Agravado y Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, considerados graves. La Procuraduría presume que la agente del MP se apoderó ilegalmente de bienes que se presumían objeto o de delitos en las averiguaciones previas que integraba.

Comentarios