Pedirá Sicilia en EU frenar venta de armas a cárteles mexicanos

miércoles, 5 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El líder del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia, anunció la posibilidad de realizar un viaje a Washington, para solicitar al gobierno de Barack Obama y al Congreso estadunidense que frenen la venta de armas a los cárteles mexicanos. En entrevista con la agencia española EFE, en el marco de la promoción de su libro Estamos hasta la madre, en el que recopila sus últimos artículos publicados en la revista Proceso, Sicilia manifestó que junto con la organización de derechos humanos Global Exchange, analiza la posibilidad de viajar al país del norte este mes o en noviembre próximo. No es esta la primera vez que el poeta demanda al gobierno estadunidense que asuma una mayor responsabilidad en la lucha contra el narcotráfico en México. El pasado 9 de junio, en la ciudad de El Paso, Texas, tras concluir la Caravana por la Paz por varios estados del norte de México, el escritor encabezó una manifestación con diversas organizaciones estadunidenses para exigir acciones más enérgicas para frenar la venta de armas a los cárteles mexicanos. Sin embargo, esta vez buscará hacer la petición directamente ante el Congreso de EU, donde se ha discutido, en varias ocasiones, el asunto de la venta de armas a las bandas del crimen organizado. “Se está trabajando con Global Exchange sobre una ida a Estados Unidos, al Congreso, a Washington. Será una gira del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, en conjunto con organizaciones estadunidenses, para empezar a presionar al gobierno norteamericano”, dijo Sicilia a la agencia de noticias española. Pero eso no es todo, también se pediría que Estados Unidos frene el alto consumo de drogas, que lo ha convertido en el mercado más grande del mundo, añadió. En ese sentido, Javier Sicilia, cuyo hijo fue ejecutado junto con seis personas más en marzo pasado, dijo que la idea es hacer un llamado a la sociedad estadunidense para que “tenga conciencia de que detrás de cada uno de sus drogadictos están nuestros muertos”. De acuerdo con Sicilia, el presidente Obama podría actuar –sin pasar por el Congreso– fiscalizando las armerías y, de esa manera, poner un alto a la venta indiscriminada de armas a grupos del crimen organizado que operan en México. Los estadunidenses “deben sensibilizarse de que tienen una carga moral con nosotros, una responsabilidad moral muy grave”, sostuvo el representante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, no si antes cuestionar por qué los mexicanos tienen que poner los muertos, el dolor y la destrucción del país, mientras que en Estados Unidos se muestra un “desprecio” por lo que ocurre en México.

Comentarios