Ponen fin al aislamiento de "El Vicentillo"; lo reubicarán

miércoles, 5 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- Tras 18 meses de aislamiento en el Centro Metropolitano de Detención de Chicago, Estados Unidos, el narcotraficante Jesús Zambada Niebla, El Vicentillo, condenado a cadena perpetua en ese país, será trasladado a otro centro de reclusión para que pueda ejercitarse al aire libre. La Fiscalía Federal informó al juez de la causa, Rubén Castillo, que el gobierno cumplirá con su dictamen de que el recluso tiene derecho a ver la luz del día y respirar aire puro, mientras aguarda un juicio que se realizará en febrero próximo en Chicago, por tráfico de drogas y lavado de dinero en Estados Unidos. El fiscal asistente dijo que el gobierno comunicará al juez y a los abogados defensores "cuándo se realizará el traslado y dónde será el futuro alojamiento" del integrante del cártel de Sinaloa. Al igual que Zambada Niebla, el también mexicano Tomás Rentaría, que está incluido en la misma causa, tendrá derecho a recreos al aire libre, pero en otra prisión. En declaraciones a la agencia EFE, su abogado, John R. de León, manifestó que es muy posible que ambos acusados sean enviados a prisiones diferentes, y dijo que en breve presentará una moción al juez para que su cliente sea juzgado por separado. El comienzo del juicio contra El Vicentillo, quien fue extraditado de México el año pasado, fue programado para el 13 de febrero de 2012. Sin embargo, en una audiencia realizada este miércoles, el juez Castillo volvió a manifestarse pesimista sobre los plazos de preparación. Fiscales y defensores argumentaron frente al juez sobre demoras en el proceso de presentación de pruebas y testigos. En particular, la defensa dijo que "no es secreto" que el gobierno tiene dos testigos protegidos para acusar a Zambada Niebla, pero también le negaría acceso a otros testigos aduciendo razones de seguridad nacional. Incluso se sugirió que la Fiscalía estaría "interfiriendo y obstruyendo" el accionar de los abogados defensores al negarles "miles de páginas de documentos" que probarían la relación de la Dirección Estadunidense Antidrogas (DEA) con el abogado mexicano Humberto Loya Castro, informante del gobierno sobre los otros cárteles mexicanos de drogas a cambio de inmunidad. Loya Castro habría sido intermediario entre agentes de la DEA y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y el liderazgo del cártel de Sinaloa, que incluye a Zambada Niebla; su padre, Ismael El Mayo Zambada García, y el líder de la organización, Joaquín Guzmán Loera El Chapo. Según los abogados, la inmunidad de Loya Castro se extendería a las actividades de El Vicentillo en Estados Unidos, lo que ha sido negado por el gobierno. La defensa quiso presentar a Loya Castro como testigo, pero éste habría sido amenazado por la DEA con consecuencias "personales y familiares". El asistente del fiscal justificó el secreto sobre los testigos de la acusación porque el gobierno teme que "pueda haber amenazas a sus familiares o se intente influir en sus testimonios". Mientras tanto, el juez Castillo fijó una nueva audiencia para el 27 de octubre, para una nueva evaluación de la marcha del proceso. Por otra parte, aunque la defensa ha descartado que Zambada Niebla corra el riesgo de un atentado contra su vida, la Fiscalía del Distrito Norte de Illinois argumentó que existen razones de seguridad que rodean las condiciones de traslado del detenido a otra institución.

Comentarios