Sería Ejército mi última opción en combate al narco: Ebrard

jueves, 6 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, sostuvo que, de llegar a la Presidencia en el 2012, daría un vuelco a la estrategia de combate al crimen organizado y recurriría al Ejército sólo como última opción. Durante su participación en un foro organizado por la revista británica The Economist, dijo que buscaría la creación de una unidad de Inteligencia y fortalecer a la Procuraduría General de la República (PGR) y las policías estatales. Ebrard Casaubón fue cuestionado sobre las medidas que aplicaría en materia de seguridad, en caso de llegar a la Presidencia, y propuso una estrategia diferente a la de Felipe Calderón. “El eje principal deben ser las fuerzas civiles, hay que tener las policías de los estados y el Ejército, me parece, un recurso excepcional. Creo que su función no es sustituir a las policías”, sostuvo el jefe de Gobierno de la Ciudad de México. También reiteró su propuesta de crear mandos unificados estatales y buscar un crecimiento de la economía legal. Además, se pronunció por la creación de un acuerdo nacional con fuerzas políticas y una coalición de mayoría, principalmente sobre tres ejes: educación, competencia económica y políticas fiscales. En su intervención, Ebrard Casaubón también se manifestó en contra de abrir Petróleos Mexicanos (Pemex) a la inversión extranjera. “No estaría de acuerdo (con una modificación del artículo 27 constitucional) porque son recursos nacionales, costó mucho trabajo que así fuera, mas no creo que esté localizado ahí el problema, sino que no hemos tenido una visión de mediano y largo plazos. Es un problema de administración y visión de una empresa estatal”, aclaró el gobernante perredista. Luego defendió sus políticas ambientales, como restringir el uso del automóvil, que si bien son “impopulares”, redundan en beneficio de la sustentabilidad y el medio ambiente de la Ciudad de México, acotó. Hizo lo propio con las políticas sociales que se han desplegado en la capital del país desde hace 13 años “de forma exitosa” y que están enfocadas, principalmente, a atender a los jóvenes y las clases más vulnerables de la ciudad. Destacó que gracias a la cohesión social y a la expansión de la política social, la Ciudad de México no registra un incremento en la tasa de homicidios. Si no hubiera tal, dijo, “la violencia nos ganaría la carrera”. Actualmente, detalló, en el índice de violencia, por homicidios, la Ciudad de México es la número 25; “hay 32 estados, somos el número 25”, subrayó. Por eso, insistió en que debe haber una política grande y profunda que cambie las condiciones sociales en las que viven los mexicanos y que se reproduzcan generación tras generación. Ebrard sostuvo que uno de los principales objetivos de su programa de gobierno es aumentar la competitividad de esta ciudad a escala internacional.

Comentarios

Otras Noticias