Vaticina Vargas Llosa regreso del PRI por "fracaso" de guerra antinarco

viernes, 7 de octubre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El escritor peruano nacionalizado español, Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010, calificó como un “fracaso” la guerra contra el narcotráfico emprendida por el presidente Felipe Calderón, y vaticinó que ese tropezón facilitará el regreso del PRI a Los Pinos. Durante una charla con el historiador mexicano Enrique Krauze, en Madrid, el autor de La ciudad y los perros aseguró que “la lucha emprendida con gran coraje del gobierno mexicano contra las mafias ha fracasado estrepitosamente”. En la conversación, realizada durante la celebración por el 10 aniversario de la edición española de la revista Letras Libres, Vargas Llosa dijo que en la lucha anticrimen de Calderón “da la impresión” de que los cárteles del narcotráfico van ganando. “La violencia que ellas (las mafias) imponen es la que está en la actualidad”, indicó. El estrepitoso fracaso, dijo el escritor, ha creado una situación en la que el PRI, al que califica de “detestado y detestable”, “puede volver al poder por elecciones limpias”, por lo cual, cuestionó: “¿Qué pasó?, ¿qué es lo que ocurrió?, ¿por qué ese fracaso de un país que todo parecía indicar que iba a ir más bien hacia adelante? Krauze respondió que en tiempos del PRI, había un sistema de control completo: político y social, en el cual el sistema de justicia no tenía nada que ver. “No era un estado de derecho, y al venir la democracia hubo un proceso de descentralización centrífugo y el poder volvió a los estados, a los gobiernos municipales y estatales, pero también volvió a los malos, a aquellos que operaban en combinación con los políticos locales y que ahora se dan cuenta de que ante un Estado débil ellos pueden volverse los viejos y los nuevos caciques de su lugar”. El historiador agregó que Calderón puso “énfasis total” en el Ejército y “poco énfasis en cosas como el lavado de dinero, la convivencia de los políticos y los delincuentes, el control de las aduanas, el control de las cárceles, que son como escuelas de delincuentes”. El historiador mexicano comentó que parece que México está condenado a tener cada cien años una revolución violenta, como la que tenemos ahora, dijo, agregando que la salida es fragmentaria y múltiple.